En 2017, los Tribunales de Lomas fueron escenario de polémicos juicios

Tribunales EntredacostadoEl 2017 fue un año cargado de juicios importantes en los tribunales de Lomas de Zamora, dado su amplio alcance de cobertura, desde Avellaneda a Esteban Echeverría. Este año se sucedieron distintos juicios, desde casos resonantes como el de la muerte de Melisa Tuffner o al jugador de Temperley, Alexis Zárate, por abuso sexual, hasta hechos con menos repercusión mediática, pero con igual importancia en la región. Los mismos se llevaron adelante en los diez Tribunales Criminales de la región. A continuación, un resumen de cada uno de ellos.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 8 de Lomas de Zamora resolvió el martes 14 de noviembre, y luego de más de dos semanas de debate oral, condenar a 24 años de prisión al único imputado por la muerte de Melisa Tuffner, una estudiante de Psicología y acróbata de Glew, que fue encontrada muerta en julio de 2015 cuando se dirigía a un centro cultural. La decisión de los integrantes del Tribunal – Nicolás Amoroso, Gustavo Ramilo y Alejandro Garlata – corresponde con lo pedido por el fiscal en la audiencia de alegatos de clausura, y recae sobre Oscar Sosa, de 30 años, quien solicitó no presenciar el veredicto.

Si bien en un momento la familia había barajado la posibilidad de realizar un juicio abreviado por el hecho, se logró llegar a juicio oral, con una condena mayor a la que se había propuesto en caso de ser abreviado.

Uno de los juicios más largos de este año fue el que desarrolló el TOC 3 de Lomas contra la conocida “Banda de Turrón”, donde fueron juzgadas 7 personas acusadas de robo, homicidio, amenazas y extorsión. Muchos de ellos, eran miembros de una familia. El hecho de mayor repercusión dentro de los quince que se le imputaron fue el homicidio del policía Ezequiel Alifraco, en febrero de 2015, policía de la Federal en al área de narcóticos.

De la banda, fueron condenados Claudio y Damián Gumucio a perpetua. Además, condenó a otros cuatro integrantes de la banda por asociación ilícita, entre ellos los padres de “Turrón”, un menor de edad y líder de la banda. El juicio duró al menos tres meses, y recibió a más de cien testigos.

Claudio Gumucio, condenado en “la banda de Turrón”, junto con Luciano Álvarez, fueron condenados en febrero por otro tribunal criminal de Lomas, en otra causa que se les seguía por robo y homicidio. El hecho que los llevó a juicio ocurrió  el 7 de octubre de 2014, por la noche, en Sayos y Molinedo, en Villa Diamante, cuando Alberto Bermúdez circulaba en su auto Volkswagen Gol gris y fue interceptado por Gumucio y Álvarez, quienes se movilizaban en una moto. Al resistirse a bajar del mismo, los jóvenes le dispararon tres veces a Bermúdez, lo dejaron inconsciente en el piso y, ante la imposibilidad de poner en marcha el auto, huyeron del lugar llevándose la billetera de la víctima.

En septiembre de este año, el ex jugador de Independiente Alexis Zárate fue llevado a juicio oral y público por el abuso sexual de la novia de un ex compañero, ocurrido en 2014. Zárate fue encontrado culpable por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Lomas de Zamora, en carácter unipersonal, y fue condenado a seis años y medio de prisión. Al día de hoy, se espera una segunda condena de apelación para que la misma sea efectiva.

También, en el mes de septiembre, se juzgó a una familia por el linchamiento y muerte de un vecino, ocurrido en Villa Centenario. Entre los imputados se encontraban tres integrantes de una familia, y según se expuso, el linchamiento y muerte ocurrió luego de que la víctima – Ezequiel Víctor Barraza – haya asesinado a otro vecino la noche anterior, Simón Oviedo. El TOC  3 condenó a los cuatro imputados a cinco años por homicidio en agresión en concurso real con incendio.

El TOC 1 realizó el juicio por la muerte de Claudia Peñalba. El acusado era su pareja y padre del bebé que Claudia llevaba en su vientre al momento de fallecer. Según la acusación de la abogada de la familia, Diego Sosa le habría ocasionado la muerte a Claudia luego de propinarle fuertes golpes. Para el fiscal, sólo fueron “lesiones leves agravadas por el vínculo”, y solicitando así la pena de dos años de prisión. La decisión del tribunal, caso contrario a lo pedido por la acusación, fue la absolución al entender que Claudia murió como consecuencia de una enfermedad que padecía, y no por los golpes.

Entre las resoluciones que más impacto causaron, estuvo la decisión del TOC 3 de no acusar a Ingrid Coene por el homicidio de su pareja y vecino. El 15 de junio de 2014, Coene llamó al 911 en al menos cuatro ocasiones, en medio de una crisis nerviosa, para avisar que su pareja estaba herida en  su vivienda de Fernández al 100, en Temperley. Al concurrir al lugar, los efectivos policiales se encontraron con Bossero ya fallecido, por lo que Coene fue detenida. A la misma se le realizaron análisis de sangre en los cuales se encontraron grandes cantidades de alcohol y medicamentos psiquiátricos, dado que la acusada se encontraba bajo tratamiento psiquiátrico.

En este sentido, la fiscal Viviana de Simón, en la audiencia de alegatos, aseguró no tener pruebas suficientes para acusar a Coene, por lo que retiró la misma, y Coene recuperó su libertad. El juicio, si bien debió haber empezado en febrero, fue suspendido luego de algunas audiencias, y se retomó en agosto.

Otro caso resonante fue el de Ignacio Tejero, quien fue víctima de un robo y falleció en el mismo, luego que Luis Ramos le disparara. El único detenido por el asesinato de un joven de 22 años en Gerli, ocurrido en septiembre de 2016, fue condenado a 16 años de prisión al ser considerado como autor responsable de homicidio en ocasión de robo por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5.

Para finalizar, es pertinente destacar el juicio que se llevó adelante hacia integrantes de la UOCRA por el asesinato de Darío Ávalos, ocurrido tres años atrás en Villa Fiorito. Fue el segundo juicio por el mismo hecho que se realizó en Lomas de Zamora. Los acusados, Héctor Cabrera – Secretario Adjunto de la UOCRA Lomas en la fecha del hecho -, Jonathan Vega – delegado – y Sergio Fernández -ex delegado del gremio, fueron condenados a cumplir una pena de prisión perpetua al ser considerados todos coautores penalmente responsables de homicidio calificado, tentativa de homicidio y lesiones leves. Dicha decisión fue determinada por el TOC 2.

En el primer juicio, realizado bajo la modalidad de jurados, el mismo tribunal condenó a prisión perpetua a Alberto Antonio Albornoz y Alejandro Jara por homicidio agravado por el concurso premeditado. Por otro lado, Carlos Cáceres Paredes, Oscar Romero y los hermanos Javier Emilio y Héctor Daniel Cabrera Serrano, fueron condenados a cuatro años y seis meses de prisión, por el delito de homicidio en agresión. 

En tanto, en forma sorpresiva, el único acusado y detenido por la muerte de Joshua “Toti” Vaello, en un hecho ocurrido en Fiorito en 2015, fue condenado a 11 meses y medio de prisión, luego de tener un juicio abreviado en los primeros meses del año. En este sentido, Adrián Santillán Torres, quien disparó sin previa pelea ni discusión contra el joven y sus amigos,fue condenado por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidio por haber herido a un amigo de la víctima, por decisión del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, y el común acuerdo del defensor y el fiscal. Los familiares de la víctima se enteraron de la decisión judicial por la difusión de Diarioconurbano.com.