Tremendo: Tres policías detenidos acusados de “pasear” por Lanús a un preso que terminó muriendo

Comisaria Diamante

Dos sargentos y un oficial de la Comisaría de Villa Diamante, en Lanús, fueron detenidos acusados de abandonar a un detenido que terminó falleciendo. Según la imputación, los efectivos debían trasladarlo desde la Comisaría 1era al Hospital Evita Evita y tardaron más de una hora. Un dato inquietante: el preso tenía un golpe en la cabeza, y en el resto del cuerpo presentaba varios hematomas y hemorragias.

Fuentes de la investigación informaron a DiarioConurbano.com que los sargentos Jorge Miglioretti y Roberto González y el oficial Sebastián García están imputados de “abandono de persona seguida de muerte en concurso ideal con omisión maliciosa de actas de servicio con resultado muerte”. La causa se encuentra en la UFI 1 de Lanús, a cargo del fiscal Mariano Leguiza.

Según la imputación, todo ocurrió el 29 de agosto al mediodía cuando Miglioretti y González, de la Comisaría de Villa Diamante, fueron llamados de la Comisaría 1era de Lanús para trasladar a un detenido, que presentaba aparentemente un problema urinario, al Hospital Evita.

Los policías subieron al detenido  – identificado como Gabriel Olmedo – y, en lugar de ir al Hospital Evita, fueron a la UFI descentralizada de Lanús a donde pasaron a buscar a otro detenido.  A este hombre debían llevarlo a la Comisaría de Villa Diamante.

En lugar de trasladar primero a Olmedo al Evita, llevaron al otro detenido a Villa Dimante. “Había pasado casi una hora y Olmedo ya estaba inconsciente”, según la acusación de Leguiza.

Al patrullero se subió el oficial García y esta vez sí se dirigieron al Hospital Evita. Allí, en la puerta, le dijeron al personal médico que tenían un detenido con infección urinaria. “No los atendieron rápido y en lugar de insistir, los policía se dirigieron al Hospital Melo de Lanús”, según la acusación. Olmedo, en tanto, estaba sangrando por la boca e inconsciente en el patrullero.

En el Melo, los médicos les pidieron a los policías que esperaran y luego de un rato, los efectivos decidieron volver a la Comisaría 1era donde estaba originalmente detenido Olmedo.

Allí, cuando vieron que regresaron con el preso que ya presentaba hematomas y manchas de sangre, se negaron a recibirlo nuevamente y les ordenaron que fueron nuevamente al Hospital Evita. Olmedo llevaba cerca de dos horas en el patrullero.

Cuando finalmente fue ingresado en el Hospital Evita de Lanús, el detenido presentaba  traumatismo encéfalo craneano grave “en contexto de agresión”, y hemorragias y golpes en piernas y rostro.

Olmedo falleció poco después en ese hospital y tras la denuncia, el fiscal Leguiza dispuso la detención de los 3 policías.

Al momento de ser indagados, sólo Miglioretti declaró. El fiscal convertir la aprehensión en detención y la Justicia de Garantías de Lanús no solo convalidó eso sino que no hizo lugar al pedido de excarcelación los efectivos.

Resta saber aún dónde recibió los golpes que tenía el detenido Olmedo, si ocurrió antes o durante el traslado en el patrullero.