Tras la denuncia del fiscal General de Lomas, el Gobierno le pide la renuncia al procurador bonaerense

Luego de la denuncia que le hiciera el fiscal General de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, el procurador bonaerense, Julio Conte Grande, sufrió otro golpe: la ministra de Gobierno provicial, Teresa García, pidió que renuncie a su cargo. Además, trascendió que la semana próxima, el jefe de los fiscales bonaerenses recibirá otra denuncia.

“La denuncia de Ferrari viene a refrendar lo que algunos venimos planteando respecto de Conte Grand”, sostuvo la ministra de Gobierno boaerense, en diálogo con La Cielo, FM 103.5.

García, como legisladora, durante la gestión de Vidal había sido muy crítica con respecto al procurador bonaerense.

La ministra de Gobierno reconoció que el Frente de Todos no tiene mayoría en la Legislatura para remover a Conte Grand y apeló  a “su conducta democrática” para que “presente la renuncia en la Procuración”.

Además, dijo que en los próximos días se presentará otra denuncia contra el procurador aunque no quiso revelar detalles. DiarioConurbano.com pudo saber que la misma la presentará la semana próxima un fiscal del Departamento Judicial de Morón.

“La renuncia es lo que corresponde, porque, además, con la aparición de la denuncia del Fiscal Ferrari, y otras que están en ciernes, no entiendo su actitud, al no darse cuenta que hay muchas voces que están diciendo que han sufrido presiones y persecuciones en el ámbito de la justicia provincial”, insistió la funcionaria de Kicillof..

Finalmente, la ministra recordó que Conte Grand nunca respondió sobre la “existencia de siete bases de inteligencia en la Provincia” y sobre una “serie de denuncias que ha tenido”. Por eso, aseguró que el funcionario “mira para el costado, trata de pasar el tiempo”.

El fiscal General de Lomas de Zamora denunció días atrás por “persecución” a Conte Grand y aseguró: “quiere mi cargo para colocar a otro fiscal”. Ferrari, además, le adjudicó al procurador “operaciones mediáticas” en su contra.

A fines de febrero, justamente Conte Grand había cuestionado a Ferrari y había dejado sin efecto tres resoluciones en las que trasladaba y acotaba funciones de funcionarios de la Fiscalía General de Lomas, entre ellos del propio Adjunto, Sebastián Scalera.