Tras 20 años prófugo, un ex policía irá a juicio oral por la Masacre de Wilde

Un ex policía que estuvo prófugo durante 20 años, acusado de matar a tres personas en la Masacre de Wilde, ocurrida en 1994, deberá enfrentar un juicio oral y público por ese caso. Así lo determinó el juez de Garantías 8 de Lomas de Zamora, Gabriel  Vitale.

El 16 de setiembre el mismo magistrado – quien en 5 meses reactivó una causa que estuvo durante casi 20 años paralizada –  había decretado la elevación a juicio oral para otros ocho ex policías acusado por el mismo hecho. Esta determinación fue confirmada días atrás por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora.

Tanto Rodríguez como sus ex compañeros de la entonces Brigada de Investrigaciones de Lanús están imputados de cuádruple homicidio simple y tentativa de homicidio. Cabe recordar que en la recordada masacre hubo un milagroso sobreviviente.

Marcos Rodríguez se fugó el 12 de enero de 1994, a dos días de la Masacre de Wilde. Esto hizo que todos los otros policías acusados lo inculparan a él como responsable casi exclusivo de lo ocurrido.

El 18 de setiembre, luego de casi 20 de estar prófugo, Rodríguez fue capturado en ciudad cordobesa de La Falda por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

Si bien aún no aceptaron el cargo, Rodríguez nombró a dos famosos abogados como defensores: Miguel Angel Pierri – quien supo representar al sacerdote Julio Grassi – y a Carlos Telleldín, quien espera un nuevo juicio oral y público como imputado del ataque a la sede de la AMIA.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que  Vitale, en su resolución, hizo referencia a un fallo de la Suprema Corte bonaerense, de noviembre de 2013, que ordenó investigar a los policías por el delito de homicidio, en el marco de la Masacre de Wilde. “Pese a no haber un pronunciamiento específico del Sistema Internacional de Derechos Humanos, nos encontramos frente a graves violaciones de los Derechos Humanos, avisorando la eventual responsabilidad internacional del Estado en caso de no resolver la situación en el ámbito interno; imponiéndose entonces la obligación de investigar la cuestión hasta las últimas consecuencias”, sostuvo el magistrado lomense.

Con esta resolución, los ex policías Roberto Mantel, Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Pablo Dudek, Marcelo Valenga, Marciano González, Julio Gatto, Hugo Reyes y Marcos Ariel Rodríguez deberán enfrentar un juicio oral y público por un emblemático caso de gatillo fácil.

Según fuentes judiciales en lo que resta del año la Cámara de Casación Penal y la Suprema Corte bonaerense resolverán los planteos de la defensa de los imputados. Algo que seguramente también deberá la Corte Suprema de la Nación en la primera mitad de 2015. En esta línea, se estima que el juicio oral por la Masacre de Wilde podría llevarse a cabo en el segundo semestre del año próximo.