Transradio: Acusan a policía de matar a una mujer en el intento de robo a un colectivo

Un policía de la Ciudad quedó imputado de homicidio, en un sorpresivo vuelco que tomó la causa en la que se investiga el intento de robo a un interno de la línea 338, en el que murió baleada una mujer, ocurrido el 27 de diciembre del año pasado en Transradio, partido de Esteban Echeverría.

La revelación del cambio de rumbo de la investigación – por la muerte de la mujer estaba imputado uno de los ladrones – fue revelada por Página/12.

En tanto, fuentes judiciales confirmaron a DiarioConurbano.com que el policía de la Ciudad que iba como pasajero y disparó contra los ladrones, de acuerdo a las pericias de planimetría, también terminó con la vida de una pasajera.

“Está imputado, aún no fue indagado y continúa en libertad”, precisaron las fuentes del caso. El fiscal de Echeverría Andrés Devoto espera nuevas pericias, en este caso balísticas, para avanzar en la investigación.

Todo ocurrió el 27 de diciembre alrededor de las 14, en el interno 83 de la línea Transporte Automotor La Plata (TALP) SA, más conocida como “La Costera”, que une la capital bonaerense con la localidad de San Isidro.
Según los voceros, dos hombres subieron al colectivo con fines de robo en una parada situada sobre la ruta provincial 4 (ex Camino de Cintura) y la calle Cacique Telomian Condie de Transradio, en el partido de Esteban Echeverría, en el sur del conurbano, cuando la unidad se dirigía en sentido hacia La Matanza.
Cuando uno de ellos comenzó a amenazar a los pasajeros, una joven de 26 años que estaba sentada en los primeros asientos se puso muy nerviosa y otra mujer que la acompañaba la empezó a tranquilizar.
Enseguida, dos efectivos policiales – uno de la Ciudad y otro de la Bonaerense – que estaban de civil se identificaron como tales.
Según Mónica, madre de esa joven, su hija estaba sentada en el tercer asiento y cuando los asaltantes vieron a los policías en el fondo del colectivo, les gritaron: “Largá el arma porque vamos a matar a una pasajera”, mientras le apuntaban a su hija en la cabeza.
Aquí los testimonios son confusos entre los pasajeros pero las pericias son contundentes: el policía de la Ciudad disparó contra los ladrones, hirió a uno de ellos y mató a la mujer. En tanto, la mujer policía no disparó.

Con respecto a los delincuentes, uno de ellos estaba armado, hay testimonios que indican que disparó pero científicamente eso no está comprobado, mientras que el otro no llevaba armas.

Al arribo del personal del Comando de Patrullas de Esteban Echeverría, se logró la aprehensión de los dos ladrones, de 22 y 20 años, quienes fueron trasladados con custodia al hospital Sofía Santamaría de la localidad de Monte Grande.
En tanto, la pasajera baleada, identificada como Sandra Rivas (46), oriunda de Merlo, fue llevada gravemente herida al hospital Alberto Balestrini de Ciudad Evita donde falleció.
Un segundo pasajero identificado como Edgardo Valencia (61) también sufrió heridas leves por un roce de balda en el brazo izquierdo y fue trasladado al mismo centro de salud.
En tanto, el chofer sufrió una crisis nerviosa por la situación y porque uno de los balazos le pasó a corta distancia y atravesó el parabrisas del colectivo.
Lo mismo le sucedió a la joven sentada al lado de la mujer que terminó siendo asesinada, quien estaba en shock y le dijo a su madre: “Era para mí el tiro, no para ella”.