Suspenden el juicio por la muerte de un recolector que quedó en medio de un tiroteo en Fiorito

Se suspendió el juicio por Juan Carlos Duarte, un recolector de residuos asesinado en febrero de 2018 en medio de un tiroteo, y podría resolverse una abreviación para ambos imputados. “Yo quiero que se haga justicia y sea en un juicio oral y público. Todavía no se confirmó pero no quiero un abreviado”, manifestó Silvia Cepeda, esposa de la víctima en diálogo con DiarioConurbano.com

Luego de esperar más de un año, la familia esperaba el comienzo del juicio oral a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Sin embargo, desde la fiscalía les aseguraron que “no se presentaron los testigos más directos del hecho”. 

“Nos dijeron que el caso debía empezar desde el inicio y al no haberse presentado los testigos, estan evaluando si hacerlo oral y público o terminarlo por escrito”, apuntó la mujer.

Los imputados son Rubén Hernandez y Adrián Medina, quienes en la actualidad están detenidos por el delito de robo con armas y homicidio en ocasión de robo y portación de arma.

“Yo espero que le den la pena máxima porque son varios delitos y tengo entendido que la mínima por todo lo que hicieron son 25 años. Yo quiero saber que sucedió. De ser abreviado quiero que le den la misma pena”, opinó Cepeda. Por ahora la esposa de la víctima está a la espera de que le notifiquen de que manera continuará el proceso judicial.  

Además, Cepeda sostuvo que “los imputados de ninguna manera pueden salir de la cárcel” y que tiene “fe” de que “se hará justicia”. “Son dos personas de 50 años que tienen varios antecedentes. Hasta los 75 años no van a salir”, explicó.

El hecho ocurrió alrededor de las 11 hs el 22 de febrero de 2018 en el cruce de  Recondo y Morazán, de Fiorito. Se estima que un grupo de personas en una Renault Duster oscura llegó a un supermercado de Villa Caraza, en Lanús, con el objetivo de robar y tras consumar el delito, los asaltantes escaparon en el auto. 

Según lo relatado, dos policías locales del distrito estaban estacionados en una gomería y observaron cuando pasó el auto. El conductor de la Duster habría acelerado, por lo que comenzó una persecución que siguió por Fiorito. 

Las dos personas que cometieron el robo bajaron del auto para disparar contra el personal policial, que también respondió con disparos. En ese momento, una de las balas impactó en la cabeza de Duarte de 54 años, quien se encontraba en una Renault Stepway roja. El hombre fue trasladado de urgencia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Fiorito pero se estima que murió en el auto antes de poder ser atendido.