Sobreviviente de un intento de femicidio en Budge: “No veo la hora de escuchar que lo detuvieron”

La vida de María Teresa Acosta cambió por completo hace un año y medio cuando su ex pareja la persiguió y la baleó en el estómago en una panadería de Ingeniero Budge. “No veo la hora de levantar el teléfono y escuchar que lo detuvieron porque es muy difícil continuar con mi vida”, manifestó la mujer, de 43 años, mientras se recupera de las complicaciones de salud y secuelas psicológicas que le dejó el ataque.

En diálogo con DiarioConurbano.com, María Teresa, explicó que “todo quedó en la nada”. “No se sabe nada de él, parece que se lo tragó la tierra. La fiscal Juanatey (Fabiola) me dice que tiene búsqueda internacional, pero continúa sin aparecer”, indicó Acosta.

En ese sentido, la sobreviviente del intento de femicidio, de 43 años, manifestó: “No veo la hora de levantar el teléfono y escuchar que lo detuvieron porque es muy difícil continuar con mi vida”.

La mujer está actualmente en pareja con Luis, quien la acompaña cuando tiene que salir de su casa. “No sé si no me lo voy a cruzar en el colectivo y tengo que depender de mi pareja o de mi hermana para que me acompañen a hacer mis cosas. Aunque eso me incomoda un poco porque me hace sentir que no puedo hacer nada sola, agradezco a Dios que tengo a mi familia que me apoya”, contó.

El año pasado la familia de la mujer denunció que los vecinos aseguraban haber visto al agresor dando vueltas por el barrio donde vive la víctima. “Con el tema de la pandemia tranquilamente podría andar por acá con una gorrita y el barbijo sin que se lo reconozcan”, alertó María Teresa.

El hecho ocurrió en noviembre de 2019, cuando Alfredo Falcón persiguió a María Teresa hasta la panadería ubicada en Recondo y Claudio Alas, donde le disparó en el estomago y escapó.

Tras la agresión, la mujer fue internada en el hospital Gandulfo de Lomas, donde fue intervenida quirúrgicamente. Por el momento, continúa con custodia y ayuda psicológica porque sufre ataques de pánico.

“Esto me cambió la vida porque yo trabajaba y ahora no estoy haciendo nada. Además, me pone mal prender la tele y ver cuántas mujeres mueren en manos de los hombres. Siento impotencia cada vez que escucho que te piden que hagas la denuncia. En mi caso denuncie, pedí la perimetral, pero igual me pasó. Sin esperarlo, me pegó un tiro que me perjudicó los riñones y ahora estoy con tratamiento, me dejó muchas secuelas”, relató.

El caso es investigado por la fiscal Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 especializada en Violencia de Género de Lomas de Zamora, quien ordenó la detención de Falcón por “homicidio agravado por el empleo de arma de fuego y por mediar relación de pareja en grado de tentativa”.