Sobreseyeron a Cintia Carro, acusada de un crimen en Villa Centenario

Cintia Yanel Carro, de 35 años, fue sobreseída en la causa por el asesinato de un hombre, ocurrido en Villa Centenario, en septiembre de 2020. Carro había sido excarcelada en diciembre del año pasado luego de más de un mes de estar detenida, pero continuaba ligada a la investigación.

El Juzgado de Garantías N°4 de Lomas de Zamora que intervino en el caso de Cintia Yanel Carro, acusada de matar a Fernando Corvalán en un hecho ocurrido el 6 de setiembre de 2020 en una vivienda ubicada en Machado al 200, en Villa Centenario, resolvió hacer lugar al planteo de sobreseimiento efectuado por la defensa y el fiscal Gustavo Caram, de la UFI 5 de Lomas.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Cintia Carro manifestó: “Gracias a Dios salí sobreseída. Tanto el juez como el fiscal dieron lugar al sobreseimiento, me despegaron de la causa por completo, salió todo a la luz”.

Cabe recordar que Carro administró un conjunto de propiedades, entre las que se encontraba la que ocupaba la víctima, pero abandonó esa tarea poco antes del homicidio, al enterarse que había gente que utilizaba el lugar como búnker de venta de drogas.

“Salí sobreseída porque no tenía vínculos con el homicidio. De hecho, ni siquiera conocía al fallecido ni a los que me denunciaron. Con la única persona que tuve trato en ese complejo no aparece en la causa”, afirmó.

Desde un principio la mujer y su familia cuestionaron la investigación y señalaron que no había pruebas en su contra.

“Entregué mi celular como evidencia y pedí que se revisen las cámaras del lugar donde vivo para testificar que estaba en mi domicilio, pero lamentablemente no había cámaras. Otra cosa que demoró la investigación fue que cuando me detuvieron, estas personas destruyeron todas las pruebas. Prendieron fuego los departamentos donde trabajaba. Al hacer esto, me dejaron sin pruebas y quedaba como que mentía”, aseguró.

En ese sentido, explicó: “Con la última testimonial de la viuda se pudo comprobar que para poder denunciarme le entregaron una foto de mi perfil de Facebook y con eso armaron una causa, que es la foto que después se volvió viral. Aparentemente, en el hecho sí hay una rubia y la última rubia que pisó ese lugar para ir a trabajar fui yo. Igualmente, me parece aberrante que me hayan detenido solo por mi color de pelo”.

En tanto, recordó la situación que vivió ella y su familia durante el tiempo que duró la investigación. “Fueron a allanar mi comedor comunitario diciéndome que buscaban armas, así que accedí a que me allanen sin temor ni nada que esconder. Allanaron el comedor y lógicamente dio negativo. Después del allanamiento creí que terminaba ahí, pero no. Me encuentro con una orden de detención, estuve detenida 34 días, pero gracias a Dios ya terminó”, finalizó Carro.