Se cumplieron ocho años del asesinato de Romina Acuña y en el 2019 se juzgará al segundo autor del crimen

Tras ocho años del asesinato de Romina Acuña, familiares de la joven marcharon hacia los Tribunales lomenses en homenaje de la víctima y reclamaron ante la fiscalía general por el pedido de salidas transitorias de Silvano Maidana, autor del crimen, ocurrido en 2010. Stella Maris Díaz, madre de Romina, aseguró en diálogo con DiarioConurbano.com: “Son ocho años que no está a mi lado y todavía tengo el mismo dolor. Pero voy a seguir luchando porque ahora yo soy la voz de Romi”.

El día 10 de octubre de 2010, cerca de las 23 horas, Romina salió a comprar y cuando regresó a su casa, los hermanos Silvano y Manuel Maidana efectuaron más de dos disparos en la puerta del domicilio de la familia Acuña, ubicada en la calle Rufino Córdoba al 700, del barrio Ministro Rivadavia, partido de Almirante Brown.

Si bien el padre y el hermano de Romina fueron heridos y lograron sobrevivir, la joven falleció luego de que una bala le ingresó una bala le ingresó en la zona del cuello y le causó la muerte. “Si la Justicia y la Policía hubieran actuado desde un principio, Romina estaría viva”, indicó Díaz.

Junto a Familiares de Víctimas se concentraron en los Tribunales y en conmemoración por las víctimas soltaron globos. Díaz fue recibida por el fiscal general, Sebastián Scalera, y le comentó su queja sobre el pedido por las salidas transitorias que tendría Silvano Maidana, el único juzgado hasta el momento por el crimen de Romina.

Maidana fue condenado por “homicidio en riña” a siete años de prisión en 2016, y la familia apeló recientemente como última instancia a la Suprema Corte. En este sentido, Díaz aseguró: “Actuó mal la justicia. Riña es cuando se pelean las dos partes y ella no atacó a nadie. Acá hubo una muerte, no dos heridos”. Además de la participación de Maidana, su hermano Manuel fue procesado y será juzgado por “tentativa de homicidio” el 7 y 8 de marzo de 2019.

Maidana permaneció prófugo hasta abril de 2015 cuando fue detenido en Burzaco y hace tres años que permanece en reclusión. Sin embargo, podría obtener las salidas solicitadas. “Exijo que se cumplan los siete años que le dieron. Se manejan con una impunidad terrible. Yo fui a expresarme con la ley de víctima, ella tenía derecho a vivir y criar a su hijo”, apuntó Díaz.

El conflicto con los Maidana comenzó antes del asesinato de Romina y continúa hasta el día de hoy. Según Díaz, “vivieron un infierno” por los agravios debido a que los corrían por la cuadra, les tiraban objetos, entre otras agresiones. “Hay un perímetro sobre los familiares Maidana pero no fueron notificados entonces no la respetan”, aseveró Díaz.