Se complica la situación del acusado de matar a Ivana Correa

Se trata de su ex pareja, imputado de matarla, prendiéndola fuego, en un hecho ocurrido en 2011 en El Jagüel. Según el abogado de la familia de la víctima, en las dos primeras jornadas del juicio oral que se lleva adelante en los Tribunales de Lomas se confirma que se trató de un homicidio”, no de un accidente.

Gabriel González Ponce, abogado de la familia de Ivana Correa, una joven de 23 años, que murió quemada luego de ser rociada con alcohol, según la investigación judicial, consideró que en las dos primeras jornadas del juicio oral por el caso “se confirma que se trató de un homicidio”, no de un accidente, tal como plantea la defensa de la ex pareja de la víctima, Roberto Almirón, quien se encuentra imputado en el hecho.

“Ha declarado personal del centro asistencial a dónde llegó Ivana y señalaron que llegó gravemente herida, con parte de su cuerpo quemado, y bajó del auto como pudo, sin que nadie la ayudara, envuelta en una sábana”, relató el letrado, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Roberto Almirón, acusado de la muerte de su ex pareja, está en libertad porque los jueces y el fiscal consideraron que no había peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.

“Es una causa en la que los testimonios son tan importante como los resultados de las pericias”, explicó González Ponce, quien se mostró optimista en que se compruebe que se trató de un homicidio, tal como ocurrió durante la investigación judicial.

El episodio ocurrió la madrugada del 23 de enero de 2011 en una casa del barrio Coca Cola, de la localidad de El Jagüel, de Esteban Echeverría, donde por causas que se tratan de establecer, se generó una discusión entre Ivana y Almirón.

En el marco de esa pelea, la joven terminó rociada con alcohol y quemada en la cara y el torso completo.

Almirón la envolvió en una sábana y la llevó hasta el hospital de Monte Grande, donde también él debió ser asistido por quemaduras en las manos.

Si bien el hombre declaró que fue la propia joven quien se roció con alcohol y se prendió fuego, la madre de la víctima denunció que fue él quien la atacó.

De acuerdo al testimonio de algunos vecinos, la joven nunca salía de la casa y solamente a veces la veían "cabizbaja en el balcón".

A seis días de sufrir las quemaduras, Ivana, que era madre de una niña de 7 años y un varón de 1, murió en el hospital San Martín de La Plata debido a que su cuadro se había agravado y había sido trasladada allí.