San José: Piden perpetua para el acusado de matar a golpes a un bebé

tribunalesAsí lo solicitó un fiscal de Lomas de Zamora, al considerar que José Sebastián Pardo fue el autor de la muerte de Santino Caballero, de 1 año y 9 meses, quien era hijo de su pareja en 2015, y con quienes convivía en su casa del barrio San José. Por otra parte, Anahí Echeverría, madre del pequeño, había llegado a juicio considerada como coautora, pero fue absuelta en la última jornada del juicio por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora.

 

El fiscal que llevó adelante la acusación en el juicio oral, Sergio Anaguati, aseguró al tribunal y a los presentes que Pardo, “aprovechándose del estado de indefensión, y con intención de matarlo, golpeó a Santino” ocasionándole golpes que le generarían la muerte la misma noche de los hechos. Además, indicó que en su testimonio, Pardo “omitió datos para otorgarse beneficios”.

En la misma línea, Anaguati aseguró que durante el proceso de juicio se comprobó que Santino “ya había sufrido golpes” por lo que el último episodio de violencia “no fue aislado”. Por todo esto, calificó su participación en los hechos como autor penalmente responsable de homicidio agravado por alevosía, y pidió que se lo condene con reclusión perpetua.

Santino Caballero tenía un año y nueve meses cuando el 16 de junio de 2015, por la noche, perdió la vida en la casa de Pardo (28), ubicada en Warnes 2400, San José. Allí, según la versión que Pardo le ofreció a Echeverría (21) quien había salido de la casa momentáneamente, Santino se cayó de la cama y se golpeó la cabeza. Frente a esto, Echeverría acude a la salita Olivera, donde le recomiendan que vaya a un hospital para poder atender la herida que le había causado el golpe, pero al que no acudió por no contar con un vehículo que los trasladara.

 Al día siguiente, cuando la pareja despertó, Santino ya se encontraba sin vida. Esto fue constatado por los doctores que lo atendieron esa mañana en el Hospital Oñativia de Almirante Brown, donde llegó sin vida, y quienes realizaron la denuncia al encontrar en el cuerpo del pequeño distintas heridas que no coincidían con el relato de los jóvenes.

La defensa de Pardo, por su parte, solicitó la absolución de su defendido al considerar que, aun habiendo escuchando a todos los testigos, persiste el beneficio de la duda. Así, el abogado Elber Debenedetto alegó que los golpes que sufrió el pequeño bien podrían haber sido por “la desnutrición que sufría Santino, que no permitía que se mantenga de pie, y se caía constantemente”, o bien Echeverría podría estar “defendiendo a alguien más”, ya que según su percepción, los golpes del niño datan de fechas en las que Echeverría se había peleado con Pardo y no se encontraba en la casa que compartían.

Por otro lado, el fiscal Anaguati solicitó la absolución de Echeverría, ya que aseguró que no se encontraron elementos “que permitan sostener que Echeverría hubiese puesto las manos sobre el menor, que fue el motivo por el que llegó a juicio”. Además, agregó que el retraso mental leve que sufre la joven, sumado a la situación de violencia que ella misma vivía en manos de Pardo, “le impidió apartarse de la situación”. La abogada defensora de Echeverría, Agustina Garamendi, acompañó el veredicto pedido por el fiscal, por lo que Echeverría recuperó la libertad al finalizar la jornada.

Se espera que en los próximos días, el tribunal tome una decisión respecto de la situación procesal de Pardo, quien no emitió últimas palabras, y se limitó a escuchar los alegatos la defensa y el fiscal.