Repudian la excarcelación de un mecánico que atropelló y mató a dos hermanos en Adrogué

La familia de Alfredo y Maricel Palavecino, dos jóvenes que fueron atropellados en Adrogué en 2018, criticó la libertad condicional que le otorgaron al único condenado por el doble homicidio. Oscar Flores fue condenado a 4 años de prisión el año pasado y lo inhabilitaron a manejar por siete años.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Karina Gil, manifestó: “Todavía no pude tener un duelo, siento que no se hizo justicia. Él no respetó algunas cosas durante el arresto, los fiscales hicieron tres pedidos sobre el arresto domiciliario porque no pudo justificar tres salidas”.

A Flores se le otorgó el arresto domiciliario cuando comenzó la pandemia en el 2020 ya que era el único sostén económico en la familia y no tenía antecedentes. Luego de esta última decisión, el abogado defensor solicitó en septiembre del 2020 la excarcelación. El fiscal Sebastian Bisquert solicitó un informe a la Subdirección de Supervisión y determinó que había ciertos incumplimientos por parte del condenado a las condiciones del arresto domiciliario. Es por eso que el fiscal solicitó que se revoque el beneficio del arresto domiciliario. 

En esta línea, el Juzgado Correccional N 2, a cargo de Claudia Davalos, no hace lugar a la excarcelación y a la revocatoria del fiscal. Sin embargo, a finales del año pasado se presenta una apelación y la Sala I de la Cámara de Apelación y Garantías concedió la excarcelación.

Nosotros vimos mucho movimiento para una persona con domiciliaria y fuimos a la fiscalía. No entendemos por qué se la dieron. No se encuentra el justificativo en el que se basan para darle la libertad si no cumplió antes con la pulsera”, afirmó la madre de los jóvenes.

La madre de las víctimas repudió la decisión de otorgarle la libertad y denunció las irregularidades sobre el control de sus salidas mientras estuvo con la pulsera electrónica. Por el momento, esperan que el Tribunal de Ejecución deje firme la condena que se consensuó en el juicio abreviado del 2020. 

En este sentido, Gil contó que no buscan “venganza” y no les parece mal “que cumpla la condena en su casa”. Sin embargo, opinó que es injusto el “proceder de la justicia cuando matan a dos jóvenes y le dan 4 años de prisión”. 

“Quiero que el juez que va a tomar la decisión haga firme la sentencia y que haga caso a los informes que se presentaron porque no hizo cumplimiento de la pulsera electrónica”, aseveró. 

Además, la madre de las víctimas aseveró su disgusto sobre la inhabilitación para manejar por algunos años y consideró que “antes de volver a manejar tendría que hacer un psicofísico, más allá de lo que pudo haber pasado hay un proceder”.

“Si una persona no rehabilita el proceder que tuvo y lo toma como algo que pasó, no es así. Hubo una consecuencia muy importante, que son dos vidas que no van a volver. No me gustaría que manejara más”, agregó.

El hecho ocurrió el 21 de julio de 2018 a metros de Seguí y Bouchard, en Adrogué, donde Oscar Flores, que transitaba en un Volkswagen Gol chocó con la moto de los dos hermanos de 26 y 24 años. Mientras Alfredo Palavecino murió en el momento, su hermana fue trasladada al hospital Oñativia de Rafael Calzada y de allí al Hospital El Cruce, donde falleció un par de días más tarde.

Un amigo que se encontraba cerca de los hermanos, en otra moto, siguió al conductor por la avenida Hipólito Yrigoyen. Pero el agresor lo amenazó con chocarlo si no detenía su paso.