Reclaman que vuelvan a detener a un mujer que mató a su pareja en Fiorito

La familia de Sergio Pavón, un hombre asesinado por su ex pareja en Fiorito, apelará la prisión domiciliaria que se le otorgó a la imputada. Mientras el Juzgado de Garantías lo enmarcó en una caso de violencia de género, la abogada defensora entiende que fue en legítima defensa y el particular damnificado niega esta hipótesis. 

Laura Herrera es la única acusada por el homicidio y estuvo detenida en un primer momento pero obtuvo la prisión domiciliaria por la tenencia de un niño de seis años con autismo. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Martin Leal, particular damnificado de la familia Pavón, aseguró: “Me dio un poco de indignación que después de asesinarlo la envíen a la casa, vamos a dar vuelta los argumentos porque queremos que espere el día del juicio en la cárcel como corresponde”. 

Desde un inicio la familia de Pavón criticaron la decisión del juez de Garantías 8, Gabriel Vitale y de la fiscal Marcela Juan, encargada de la acusación, quien no apeló la morigeración. 

En este sentido, Leal explicó que “es casi una obligación que se apele” y que “le otorgaron una prisión domiciliaria porque enmarcaron la cuestión de violencia de género”.

“Pavon tenía una perimetral desde el mes de marzo pero ella no tenía ningún tipo de lesiones cuando fue al cuerpo médico forense, no había sido violentada”, afirmó.

Por su parte, la abogada defensora, Raquel Hermida Leyenda, apeló la prisión preventiva y se espera que el Juzgado resuelva esta solicitud. Luego de ser detenida, Herrera fue imputada por “homicidio calificado por el vínculo”.

Además, Leal argumentó que para el cuidado del menor de edad “está el padre y la abuela”.

“El juez argumenta que esta el menor y lo enmarca en violencia de género como si hubiese sido autodefensa pero no fue así”, aseveró el letrado.

Con respecto al trabajo de la fiscal Juan, de la UFI 16 de Lomas de Zamora, Leal opinó que hay mucho con lo que no coinciden y que pronto realizará una reconstrucción del hecho. 

Mientras la titular del Ministerio Público Fiscal comprende que Herrera mató a su ex pareja de una puñalada y luego argumentó que se le había caído un espejo, la defensa aseguró que Herrera reaccionó ante un ataque de Pavón. Sin embargo, Leal y la familia no coinciden con esta versión. 

Era una relación tóxica pero no hay elementos suficientes como para que se diga que se defendió”, consideró el particular damnificado. 

El hecho ocurrió el último 22 de julio cuando Pavon, de 47 años, se acercó a la casa donde la mujer estaba con su hijo. Según la defensa de la mujer, Pavón le rompió la estufa y por esa razón Herrera se dirigió a la casa de él para que le diera algo para paliar el frío. Cuando ingresaron a la vivienda, comenzaron las agresiones y Herrera lo apuñaló.