Reclaman avances en la investigación por el crimen de un joven en Budge

Sin detenidos por el crimen de Jonathan Fernández, ocurrido en Ingeniero Budge, en agosto de este año, sus familiares reclaman la detención del cuñado de la víctima y aseguran que testigos presenciaron el crimen. No obstante, en la causa aún no hay un imputado identificado. Jonathan Fernández era un joven de 25 años que estaba cursando su último año en la secundaria, cuando el pasado 12 de agosto fue interceptado por otro joven en la calle Necol, en Ingeniero Budge. Según una testigo, mantuvieron una breve una discusión y Jonathan recibió una puñalada de su agresor, que la quitó la vida.

Desde un principio, los familiares apuntaron a un cuñado de la víctima. Sin embargo, fuentes de la investigación confiaron a Diarioconurbano.com que “hay testigos que señalan que la víctima fue agredida por otro joven pero no lo identifican claramente. Se está trabajando pero todavía no hay un imputado identificado”.  

Los familiares de Jonathan se movilizaron días atrás a los Tribunales de Lomas de Zamora para reclamar que se acelere la investigación.

En diálogo con Diarioconurbano.com, el papá del joven asesinado, Carlos Fernández, relató que la muerte de su hijo se dio en pleno mediodía del sábado anterior a las elecciones PASO, cuando su hijo volvía de averiguar dónde debía votar. En el camino a su casa, en la calle Necol, y gracias al testimonio de aquellos testigos “que quisieron hablar”, el joven se encontró con otro joven, “que se avalanzó y lo apuñaló”. Herido, Jonathan siguió en su moto una cuadra más, hasta que cayó en la vereda.

Según la reconstrucción que pudo armar Carlos, el autor de la puñalada fue el cuñado de su hijo y el motivo fue una pelea por su hermana, esposa del que apuntan como agresor. “Mi yerno ya había tenido un discusión anterior con Jonathan, porque le estaba pegando a su hermana y mi hijo la salió a defender” relató Carlos, y agregó que el acusado ya había realizado amenazas de muerte hacia la víctima y otros integrantes de la familia. En este sentido, indicó que nunca realizaron la denuncia por lo sucedido ya que “nunca pensamos que esto iba a ocurrir de verdad”.

“La ambulancia nunca vino, estuvo tirado siete horas en el piso” lamentó el padre de la víctima en relación a la atención que no recibió su hijo, y pidió que “esto no quede impune”. “Lo único que quiero es que mi hijo descanse en paz” reconoció Carlos emocionado, al recordar que días atrás acudió al colegio donde Jonathan tendría que haber terminado la secundaria, para que sus amigos y compañeros le entregaran el diploma. “Es una emoción muy grande” reconoció Carlos.  

La causa se encuentra en la UFI 2 de Lomas de Zamora y Fernández contó que se entrevistó con el fiscal General Adjunto, Sebastián Scalera, para pedirle resultados en la investigación. “Nos miraron a la cara, como nunca pasa”, relató Carlos Fernández, sobre la recepción que tuvo en la Fiscalía General de Lomas.

Mientras la familia apunta al cuñado de la víctima, desde el entorno de la investigación aclaran que aún no hay imputados identificados en el caso.