Protesta y solidaridad: La familia de dos jóvenes asesinados en Budge abrió un comedor

Con el fin de ayudar a los vecinos y en memoria de dos jóvenes asesinados, una familia de Ingeniero Budge inauguró el comedor “Mis ángeles del cielo” en su casa. Gabriel Osorio, un joven de 29 años asesinado en septiembre del año pasado, y Ángel Agustín Caballero, futbolista de las inferiores de Banfield que falleció tras ser atropellado, son las dos víctimas recordadas día a día por el comedor. La familia está pidiendo donaciones de alimentos, calzado o ropa.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Marcelo Osorio, padre de Gabriel y abuelo de Angel, aseguró: “Al no obtener justicia de los casos y con la pandemia de por medio iniciamos a modo de protesta un comedor pero al mismo tiempo ayudamos a la gente”. La memoria de los jóvenes se hace presente desde la puerta del lugar, ubicado en Necol 2123, y cerca de unas 80 familias recuerdan su historia cada semana.

Con el comienzo de la pandemia y el aislamiento social obligatorio, Marcelo y Cinthia Osorio comenzaron a pensar una forma de recordar a sus seres queridos y también de protestar por la falta de respuestas judiciales. Luego de ver que algunas de las ollas populares que se realizaban en el barrio se cerraron por temor a la transmisión del covid-19, comenzaron a cocinar para 40 familias y ahora son cerca de 80 las que acuden al comedor.

“La mejor protesta que pudimos hacer es ayudar y lo hacemos junto con los vecinos y las panaderías o carnicerías del barrio. Empezamos con una olla pero ya no nos alcanzaba y no podemos dejar que se vayan de acá sin comer así que ahora hacemos dos”, relató Osorio.

El comedor, al cual se acercan personas de Santa Marta, Villa Albertina y Fiorito, está abierto los miércoles y viernes a las 19 hs y los domingos a las 17 hs. Para realizar donaciones de comida o de ropa se pueden comunicar al facebook “Mis ángeles del cielo comedor familiar” o al celular 1156154653.

“Como están las cosas ahora no podemos abastecerlo solo nosotros pero intentamos ayudar al que viene, no miramos quién es ni de dónde es”, opinó Osorio. El comedor intentá mantener las medidas de seguridad para evitar contagios, es por eso que utilizan obligatoriamente barbijos, alcohol en gel y mantienen la distancia recomendada. 

Con respecto a las causas de los jóvenes, Osorio planteó que espera que cuando se retomen las tareas judiciales, se continúe con los procesos de investigación y búsqueda de los responsables de ambas muertes. 

En este sentido, en el caso de Ángel Caballero aún no se encontró a los autores de su asesinato y si bien en el caso de Gabriel Osorio hay un acusado detenido, están a la espera de que se comience con un debate oral y sentencia. 

“Esperamos y creemos que luego de este contexto pueda retomarse los casos judiciales. La causa quedó trabada y queremos que se conozca para que se lleven las medidas y se haga justicia”, manifestó Osorio quien es padre de Gabriel y abuelo de Angel.