Procesan al acusado de secuestrar a un remisero en Longchamps

Detenido Llevado
Foto: Ilustrativa

El fiscal federal 1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, requirió el procesamiento de Jonathan Pereyra, en el marco de la investigación que se le sigue –junto a otros dos sujetos- por el secuestro extorsivo de un remisero, ocurrido cerca de la medianoche del 17 de enero pasado, en la localidad bonaerense de Longchamps. En la investigación también colaboró la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), que encabeza el fiscal federal Santiago Marquevich.

 

Aquel día, la víctima trasladaba a una pasajera, en un Chevrolet Prisma –propiedad de su padre- por la calle Juan Pueyrredón, entre Julián Aguirre y Luis Rubinstein, fue interceptado por un Volkswagen Gol Trend plateado. La víctima maniobró para escapar y chocó un Chevrolet Corsa verde, que estaba detrás suyo y en que el circulaba parte de la banda, el cual le fuera robado a un hombre, el 1° de enero.

Tras el impacto, tres individuos armados bajaron del Volkswagen Gol y obligaron al chofer a ubicarse con su pasajera en la parte trasera del Chevrolet Prisma, para reemprender la marcha, hasta un descampado, donde golpearon al hombre. Luego ambos cautivos fueron trasladados a una vivienda deshabitada en la localidad de Guernica. La mujer refirió ser liberada, ya que era solo una pasajera, en virtud de lo cual los captores llamaron a un cómplice quien la retiró del lugar.

Asimismo, obligaron al chofer a mandar un mensaje de texto a su novia, para que su padre lo llamara. Entablada la comunicación, los secuestradores le exigieron $100.000 por la liberación de su hijo. Finalmente, la víctima fue liberada –previo a ser despojado del vehículo, su celular y otras pertenencias- en un descampado de Guernica, sin que se pagara rescate.

Al declarar en la fiscalía, la víctima recordó que su teléfono estaba asociado a una cuenta de correo electrónico, lo que permitió rastrear la ubicación del equipo. Así, se le exhibió –mediante Google Maps- la fachada de la vivienda donde estaba el celular, la cual fue reconocida por la víctima como el lugar donde estuvo cautivo. En virtud de ello, se encomendó a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora tareas de investigación, las que concluyeron con la identificación de tres de los involucrados en el suceso y los domicilios que estos frecuentaban.

Así, a pedido de la fiscalía, el Juzgado Federal N°1 de Lomas de Zamora, ordenó el allanamiento de los domicilios, en los que se detuvo a dos de los sospechosos –y se reiteró la orden de captura respecto de un tercer sujeto- y se secuestraron parte de los objetos que le fueran sustraídos al chofer y al dueño del Chevrolet Corsa empleado en el secuestro. Al ser indagados, los detenidos negaron su intervención en el suceso.

Por otra parte, el peritaje practicado sobre el Chevrolet Corsa empleado en el secuestro, arrojó la presencia de una huella dactilar en el espejo retrovisor, la cual era compatible con la de uno de los implicados en el hecho.

En virtud de ello, el pasado 6 de febrero, se dispuso el procesamiento con prisión preventiva de uno de los imputados en orden a los delitos de secuestro extorsivo agravado por la cantidad de intervinientes y por haberse cometido por el uso de armas de fuego, lesiones y robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede ser acreditada y por haberse cometido en poblado y en banda; al tiempo que se declaró la falta de mérito y se ordenó la libertad de otro de los implicados.

Asimismo, el 7 de febrero personal de la Delegación Departamental de Investigaciones de Quilmes aprehendió al tercer sospechoso, cuando participaba de un secuestro extorsivo en dicha jurisdicción. Ahora, y en base a las pruebas colectadas, el fiscal Gómez Barbella requirió su procesamiento con prisión preventiva, bajo la misma imputación que le fuera efectuada a su cómplice, lo que deberá ser resuelto por el Juzgado Federal N°1 de Lomas de Zamora.

 

Foto: Ilustrativa