Prisión perpetua para un hombre por prender fuego y matar a su expareja en Ingeniero Budge

Un hombre fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su expareja, a quien prendió fuego tras una discusión ocurrida en 2019 en una casa de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge.

Se trata Leonardo Víctor Zeniquel (40), a quien el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Lomas de Zamora declaró culpable del “homicidio calificado por el vínculo en contexto de violencia de género” de Vanesa Caro (38), madre de cuatro hijos.

Según las fuentes, la lectura del fallo se realizó este mediodía vía Zoom y contó con la participación del propio Zeniquel, desde su lugar de detención, y familiares de la víctima.

Carolina, hermana de Vanesa estuvo presente en la audiencia virtual y se mostró satisfecha con la sentencia, la cual coincide con lo que la semana pasada había requerido la fiscal de juicio Olga Rocovich en su alegato. Por su parte, la defensa había solicitado la absolución.

Luego de los alegatos de las partes, el ahora condenado pronunció sus “últimas palabras” y a los gritos sostuvo que las dos hermanas de la víctima que declararon en el juicio eran unas mentirosas.

El debate comenzó el lunes de la semana pasada cuando declararon Carolina y Carla, las hermanas de Vanesa.

“Mi hermana vivía un infierno, pero lo ocultaba por el miedo que le tenía a su pareja y negaba que los golpes se los hacía él”, dijo Carolina.

“Mi sobrino gritaba ‘tía andá a ver a mamá, mi papá le prendió fuego'”, describió la mujer, testigo presencial de los hechos, y aseguró al tribunal que cuando llegó a la casa que su hermana alquilaba la encontró con la ropa y parte del cuerpo quemado.

“Me dijo delante de él que ella se había quemado pero yo sabía que no fue así. Recién cuando la pude ver en el hospital me contó la verdad. Me dijo que le tenía miedo, por eso no quería decir que él la prendió fuego”, afirmó Carolina.

Mientras que Carla coincidió con Carolina y contó que su sobrino le comentó que su padre “prendió fuego” a su madre.

“Siempre sufrió episodios de violencia. En 2018, después de la fiesta de cumpleaños de la nena le pegó y tuvimos que hacer la denuncia”, recordó.

El hecho ventilado en el debate ocurrió la mañana del 2 de marzo 2019, en una casa situada en calles Limay y Bustos, de Ingeniero Budge, donde Vanesa estaba junto a sus cuatro hijos, todos menores de 10 años, y comenzó una discusión con Zeniquel, de quien estaba separado hacía casi un año.

Según relató Carolina, los chicos vieron cuando el hombre “le tiró alcohol, le puso la traba y la prendió fuego”, tras lo cual no los dejó salir de la vivienda.

“Los nenes de ella nos avisaron que el papá había prendido fuego a la mamá, ellos cuentan que se estaban peleando, el nene de diez años dijo que el papá vino loco”, precisó.

Carolina señaló que luego de que sus sobrinos pudieron salir de la casa y se fueron corriendo hasta la suya a contarles lo que había sucedido, ella concurrió rápidamente al lugar del hecho.

“Cuando llego a la casa ya le habían apagado las llamas pero tenía un poco de fuego al costado, el pelo y la cara prendidos”, aseguró, y agregó que “él estaba al lado de ella y le decía ‘Vanesa quedate tranquila, no tenés nada'”.

Vanesa fue llevada en primera instancia por Carolina a una “salita del barrio” y luego la trasladaron en ambulancia al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde la derivaron al hospital Posadas de El Palomar, partido de Morón, en el que estuvo internada hasta septiembre cuando murió producto de la gravedad de las quemaduras sufridas.

En tanto, efectivos de la comisaría 10ma. de Ingeniero Budge aprehendieron como principal sospechoso a Zeniquel, a quien le falta una pierna y camina con muletas.

Y el personal de Policía Científica que realizó los peritajes en el interior de la casa secuestró una botella transparente de plástico y dos encendedores.