Preocupante: Por falta de espacio, se demoran los juicios orales en los Tribunales de Lomas

Tribunales Juiciosorales

El comienzo de los juicios orales se ven demorados por falta de salas en los Tribunales de Lomas de Zamora. A lo largo de este año, por las restricciones, las audiencias que pudieron concretarse se hicieron en tres salas distribuidas entre los Tribunales Orales y los Juzgados Correccionales.

Según informaron a DiarioConurbano.com en los Tribunales de Lomas de Zamora hay un calendario que divide los debates entre la sala grande de juicios orales ubicada en la planta baja y la Sala II del tercer piso del edificio judicial lomense.

En esa división hay dos grandes grupos de Tribunales orales: del 1 al 5 y del 6 al 10. De acuerdo al calendario, un mes utiliza la sala grande un grupo y el siguiente le toca al otro, lo mismo sucede con la Sala II.

También hay un recinto para los Tribunales Correccionales que hacen juicios por delitos menores. Siempre se va rotando y cada tribunal tiene asignado durante ese mes una sala, un día por semana aproximadamente. Si en el medio hay feriados se modifica un poco la grilla.

La falta de sala genera el enojo de las partes afectadas que luego de un largo proceso y tras lograr una fecha de inicio del debate llega a los Tribunales y se encuentra con que no hay espacio para ubicarlos. Si ese mes tocó sala grande puede participar más personas. Pero si al tribunal se le asignó la Sala II el ingreso al público será reducido porque el lugar es más chico. El ingreso al recinto depende del tribunal que autoriza la cantidad de público.

“Cuesta creer que en un edificio tan grande no haya otras salas donde podamos participar más personas. Tenemos que decidir entre familiares y amigos quien entra”, es el reclamo que se escucha a diario en los pasillos del Departamento Judicial lomense.

Otro problema casi doméstico que no es menor y que parece no encontrar una solución en estos casi un año y medio de pandemia es la conexión tecnológica para las audiencias que se hacen de manera virtual. Un inconveniente que muchas veces obstaculiza el desarrollo en tiempo y forma de los debates.

Todo parece indicar que para lo que resta de este 2021 la agenda judicial dependerá de las restricciones implementadas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), pero también de que se logre acondicionar más lugares para el funcionamiento de un juicio oral.