Por pericias mal hechas, absuelven a un chofer que atropelló y mató a un joven en Burzaco

Un ex empleado municipal que trabajaba en el Centro de Monitoreo de Almirante Brown y que fue a juicio por haber atropellado y matado en octubre de 2013 a un joven que iba en bicicleta, fue absuelto este viernes por un juez de Lomas de Zamora porque consideró que los peritajes realizados en la investigación fueron mal hechos.

Fuentes judiciales aseguraron que la decisión fue adoptada por el juez en lo Correccional 1 de Lomas de Zamora, Ignacio Miguel del Castillo, quien tuvo a su cargo el juicio oral que se le siguió a Julio César Funes por el «homicidio culposo» de Gonzalo Martín Pecha (18).

En su veredicto, el juez absolvió al ex empleado municipal «por falta de pruebas» y explicó que, según los elementos obtenidos en el debate, «no fue imprudente sino que no pudo demostrarse a qué velocidad iba el patrullero, ni si iba con sirenas y balizas encendidas, porque no se hicieron los peritajes correctamente».

En los alegatos realizados ayer en el tercer piso del edificio situado en Larroque y autopista Presidente Perón (ex Camino Negro), el fiscal Javier Martínez había pedido que Funes sea condenado a 3 años de prisión y a seis de inhabilitación para conducir.

En tanto, el abogado Rodrigo Correa, representante de la familia de la víctima, solicitó al juez Del Castillo que el imputado reciba 3 años y medio y cinco para que no conduzca vehículos por el mismo delito.

Por su parte, la defensa de Funes requirió la absolución porque consideró que no hubo negligencia en su accionar.

El hecho, ventilado durante tres jornadas, ocurrió el 16 de octubre de 2013, alrededor de las 18.50, en avenida Espora casi esquina Morales, en Almirante Brown, cuando un patrullero municipal había sido alertado de una pelea barrial.

Ante esa situación, Funes, empleado del Centro de Monitoreo de ese distrito, manejaba la Toyota Hilux e iba acompañado por un policía bonaerense llamado Elías Montenegro, atropelló al ciclista Pecha cuando se dirigía al lugar de la pelea.

El joven fue trasladado de urgencia al hospital Lucio Meléndez de Adrogué y desde ahí lo derivaron al sanatorio privado de la Trinidad, donde finalmente murió como consecuencia de las lesiones sufridas.

La familia de Pecha se quejó durante años que la causa tardó demasiado tiempo en ser elevada a juicio oral y en que el imputado sea indagado por el fiscal de instrucción.