Por la extrema pobreza, absuelven a una mujer acusada de dejar morir a su beba

Ocurrió en lo Tribunales de Lomas de Zamora. Estaba acusada de dejar morir a su beba de 4 meses por desnutrición. Los testimonios escuchados en el juicio oral determinaron que, por la situación de extrema pobreza en que vivía esa familia de Bruzaco, los problemas de adicciones que sufrían sus padres y la falta de asistencia del Estado, fue imposible evitar el fallecimiento de la menor, que había nacido con problemas de bajo peso y tenía problemas respiratorios. Esto llevó a la fiscalía a retirar los cargos, pedido que fue avalado por los jueces.

Una mujer acusada de abandonar y dejar morir a su beba de cuatro meses fue absuelta por la Justicia de Lomas, luego de que la fiscal retirara los cargos contra la imputada por la gravísima situación socio-ambiental en las que vivía y el alto grado de adicción al alcohol que sufría. Los informes médicos fue, también, determinantes para la decisión de la representante del Ministerio Público, que fue avalada por los jueces.

Los hechos ocurrieron en una humilde vivienda de Burzaco, donde la beba falleció como consecuencia del grave estado de desnutrición que sufría. Luego del hecho, fue detenida la madre de la criatura,  Victoria Damiana Villa Mesa, de 28 años, quien quedó imputada de “abandono de persona seguido de muerte”.

El juicio oral y público se llevó a cabo en el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Lomas de Zamora, a cargo de los jueces Silvia González, Luis Arabito y Rodolfo Lanza. La fiscal de juicio fue Marcela Dimundo.

Fuentes judiciales explicaron a DiarioConurbano.com, que la mujer vivía con su padre – ambos con gravísimos problemas de adicción al alcohol – en una pequeña vivienda en Burzaco, junto a sus dos hijas de 10 años y 4 meses, y dos hijos, de 6 y 3 años.. El padre de las criaturas no vivía en el lugar y también tenía problemas de adicciones.

Los nenes más grandes y la beba tenían, en distintos grados, problemas de desnutrición, informaron las mismas fuentes.

En el juicio oral, declaró el padre de la víctima, quien reconoció sus graves problemas de adicción al alcohol y a las drogas. En tanto, luego de los testimonios de asistentes sociales y médicos se estableció que Villa Mesa no recibió ninguna ayuda ni seguimiento del Estado a pesar de haberse determinado que la beba había nacido, en el Hospital Meléndez de Adrogué, con un severo problema de bajo peso.

Otros testimonios dieron cuenta cómo, al no estar la madre en condiciones material y psicológicas de atender a la beba, se hacía cargo de su cuidado la hermanita de 10 años y una vecina, que fue quien la trasladó al hospital, donde llegó sin vida.

Los peritos psicológicos precisaron, en tanto, que la imputada presentaba una “personalidad impulsiva con mal manejo de la ansiedad y de la angustia”.

La beba, al nacer, pesaba dos kilos y tenía serios problemas respiratorios. El médico que le realizó la autopsia sostuvo que la criatura necesitaba, imperiosamente, vivir en un lugar con “higiene adecuada, calefacción y ventilación”. Esta situación no se daba en la vivienda de Burzaco, como consecuencia de la precariedad producto de la extrema pobreza de la familia.

El médico, en conocimiento de la situación socio-ambiental en que vivía la víctima, reconoció que en esa casa “no podía tener cuidados especiales para evitar el final que sufrió”.

En su alegato, la fiscal Marcela Dimundo consideró que la extrema pobreza en que vivía la familia, y la grave situación de adicción que afectaba a todos los mayores de la humilde casa habían hecho imposible evitar el fallecimiento de la beba. Por esto, decidió retirar la acusación.

Los integrante del TOC 2 de Lomas de Zamora decidieron avalar el pedido y la causa fue archivada. En tanto, la mujer quedó en libertad pero deberá ir a vivir a la casa de su hermana – quien se hará cargo de los hermanitos de la víctima – y deberá comenzar un tratamiento para superar las adicciones.