Policía Federal rescató aves autóctonas en cautiverio en Temperley, Burzaco y Quilmes

Agentes del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Ambientales, rescataron 660 aves autóctonas enjauladas, varias de ellas en peligro de extinción, en Quilmes, Temperley y Burzaco, entre otros puntos del Conurbano.

Las tareas de campo realizadas por los uniformados permitieron establecer que una organización criminal compuesta por varias personas, se dedicaba a la cría clandestina, acopio y posterior comercialización ilegal de distintas aves autóctonas, en diversos puntos del conurbano bonaerense, incluso en países limítrofes.

A raíz de ello, el Juez Federal de Primera Instancia de Quilmes, Dr. Luis Antonio Armella, Secretaría Penal N°2 del Dr. Pablo Wilk ordenó dieciocho allanamientos simultáneos en los partidos de Mercedes, Florencio Varela, Cañuelas y en las localidades de Quilmes, Berazategui, Hudson, Glew, José Mármol, Burzaco y Temperley donde se rescataron 660 aves en cautiverio, entre ellas Cardenal Amarillo y Loica Pampeana (en peligro severo de extinción), Cardenal Rojo, Jilgueros Españoles, Negros y Dorados, Corbatitas, Isabelita, Reina Mora, Dragón y Frutero entre otros. También se secuestraron varias jaulas, teléfonos celulares, documentación, dispositivos de almacenamiento y otros elementos de interés.

Durante el  procedimiento fueron  notificadas de la causa 18 personas mientras que las aves, valuadas en aproximadamente 1 millón de pesos, fueron entregadas al personal de la Dirección de Flora y Fauna de la provincia de Buenos Aires, para su traslado a la Estación de Cría de Animales Silvestres (ECAS), donde recibirán atención primaria para posteriormente ser reinsertadas a su hábitat natural.

Los identificados, junto a los elementos secuestrados, quedaron a disposición del magistrado interventor quien dispuso, por la excesiva cantidad de jaulas encontradas, la destrucción de varias de ellas en el lugar del hallazgo.

La causa fue caratulada infracción a ley sobre “Conservación de la Fauna”.