Polémico: Declaran inocente a un hombre acusado de abusar de su hija

Un tribunal de jurados populares declaró inocente a un hombre acusado de abusar sexualmente de su hijastra de 11 años y de un detenido mientras estuvo en prisión preventiva. El debate se desarrolló en los Tribunales de Lomas de Zamora bajo la modalidad de juicio por jurados. La fiscal había resaltado que el caso llegó a la justicia debido a que los vecinos realizaron la denuncia.

Marcela Dimundo, fiscal a cargo del debate oral, aseguró  en su alegato el acusado era cumpable de dos abusos  Por un lado, en octubre de 2017,  según la fiscal, el imputado “abusó sexualmente de la niña de 11 años mediante tocamiento e intentó accederla carnalmente”. Por este hecho lo acusó de “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por cometerse contra una menor de edad, por estar en convivencia y por haber aprovechado que estaba en su cuidado”. También se lo consideró culpable de otro abuso, perpetrado contra un preso sordo mudo, ocurrido en noviembre de 2017.

Además, la fiscal consideró que las pruebas periciales reunidas en la causa eran claves para probar que los abusos habían ocurrido.

Por su parte, el abogado defensor sostuvo que su asistido “es inocente” y que “no existen pruebas que puedan determinar la culpabilidad para una condena”. El primer hecho ocurrió en una vivienda de Villa Galicia y el segundo en la seccional policial de esa localidad.

La primer testigo, vecina cercana de la víctima, relató la situación de violencia machista que vivían en el hogar y lo que la menor de edad le confesó luego de varios abusos sufridos. “Él es evangelista y los levantaba a las tres de la mañana para limpiar toda la casa, no desayunaban ahí para no hacer ruido y le tenían mucho miedo. Él los maltrataba, les decía mogolicos y de todo”, resaltó.

En esta línea, explicó el momento que la niña pudo expresar el abuso. “Ella me lo contó delante de la madre en el hospital lo que le había hecho el hombre. La médica luego determinó que tenía un raspón en la vagina, producto del abuso”, afirmó la testigo, quien lo reconoció en la sala.

Según lo contado, la madre de la víctima, intentó justificar a su esposo por el abuso y que el hombre los amenazaba con prenderlos fuego si lo denunciaban. 

Además, se detuvo en una descripción que había realizado la madre de la víctima. “Me había contado que una vez fue al baño y se lo encontró a él saliendo cerrándose el pantalón y que entró y la vio a la nena con sangre. Me dijo que él le pedía que no le creyera a la nena”, reiteró la mujer.

Por el mismo lado, otra vecina del barrio describió que cuando volvió de hacer unas compras, la encontró a la menor después de que se había escapado de su casa. “Me contó que el papá la había encerrado en el baño, la había obligado a bajarse los pantalones y la había violado. Me dijo que había pasado en varias ocasiones y la obligaba a tener sexo oral”, manifestó la mujer. 

Luego, ella se comunicó con la Policía y la trasladaron a la niña para hacerle estudios y controles de infectología. 

A su vez, se presentó un amigo de la infancia del imputado, quien relató que el imputado “le pegó a su esposa una piña” y que “maltrataba a los tres hijos de la mujer”.

“Una vez él me contó que se enojó con la esposa porque el nene estaba aprendiendo a caminar, se tropezó y se le hizo un chichón. Yo le expliqué que era normal pero él le pegó”, describió el hombre quien también destacó el abuso que sufrió la niña. 

Si bien la acusación de la fiscal Dimundo era sólida, para los jurados – ciudadanos comunes – fue clave que la niña, presunta víctima del acusado, se retrectara de su acusación durante una Cámara Gesell. De esta manera, tras la deliberación los jurados declararon inocente al hombre imputado.

A partir de esta decisión, este hombre podrá volver a su hija a quien estuvo acusado de abusar pero fue declarado inocente.