Pidieron reclusión perpetua para el acusado de matar y quemar a un indigente en Lomas

Alaniz Detenido

Durante la jornada de alegatos por el juicio de Miguel Alaniz, un hombre en situación de calle que fue prendido fuego en el centro de Lomas de Zamora, el fiscal pidió prisión perpetua para el único imputado por el crimen mientras la defensa solicitó la absolución. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 3 de Lomas de Zamora decidirá la sentencia para Emanuel Sueldo, único imputado por el delito de homicidio agravado por alevosía mediante la utilización de un arma blanca, en concurso real con robo agravado por el empleo de arma.

Walter Distéfano, fiscal a cargo del juicio, afirmó que Emanuel Sueldo “con el deliberado propósito de matarlo, esperó el momento en que Alaniz se encontraba dormido, asegurándose su estado de indefensión y la apuñaló con un arma blanca”. Según la fiscalía el hecho sucedió entre las 2,31 y las 2,44 del 11 de abril de 2017 en la entrada del Banco Santander Río, ubicado en Hipólito Yrigoyen.

En este sentido, Distefano remarcó el motivo por el cual Sueldo asesinó a Alaniz. “El móvil para asesinarlo fue robar sus pertenencias de escaso valor. Como bien dijeron los testigos lo que más llama la atención de este hecho es el extremo desprecio por la vida humana por parte de Sueldo”, manifestó el fiscal a cargo del debate.

Además, el fiscal sostuvo que se presentaron durante el hecho los tres requisitos generales de alevosía que son “el ocultamiento del agresor, la falta de riesgo para la persona del autor y el estado de indefensión del auto”.

“Es indignante ver las imágenes de los videos en donde la frialdad y la acción preordenada de Sueldo, para matar a un hombre quien por su situación de calle, se encontraba durmiendo en un espacio sin ningún tipo de resguardo y en un estado de indefensión absoluta”, apuntó Distefano.

El cuerpo de Alaniz fue encontrado el 11 de abril de 2017 en las puertas del Banco y la autopsia concluyó que fue herido con un arma punzante antes de ser prendido fuego.

La víctima se dedicaba a la venta ambulante y dormía frente a la entidad bancaria ya que el Gerente del Banco le había otorgado permiso. Si bien al principio se sospechó por la tenencia de unos cigarrillos que el fuego podría haberse ocasionado accidentalmente, la autopsia determinó que no fue así.

Por su parte, el abogado defensor solicitó la absolución debido a que “no se pudo superar la duda para adjudicar los cargos que resolvió el fiscal” y que en el caso de que se lo encuentre culpable a Sueldo, se tenga en cuenta la situación de vulnerabilidad por la que atravesó -ya que también estaba en situación de calle-.