Pidieron 21 años de prisión para Anacleto Paz, histórico jefe de la barra de Los Andes

La fiscal de Lomas de Zamora Viviana Simón pidió 21 años de prisión para José Anacleto Paz, histórico jefe de la barra brava de Los Andes, por el homicidio de un joven de 22 años, ocurrido el 7 de setiembre de 2013, en Banfield. Paz estuvo prófugo durante más de seis meses luego del hecho.

La defensa del imputado – quien fue el líder de la hinchada de Los Andes durante casi 20 años – solicitó la absolución.

El lunes próximo se conocerá la sentencia. El juicio oral y público es llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora, a cargo de los jueces Rodolfo Lanza, Alejandro Rolón y Fernando Bueno.

“Tuve dudas de que la fiscal pidiera una pena alta pero no nos defraudó y trabajó muy bien”, expresó Alejandra Contreras, mamá de la víctima Jorge Ulloa, luego de escuchar los alegatos.

En diálogo con DiarioConurbano.com, se mostró conforme con el pedido aunque aclaró que le quedó “una sensación rara porque nada devuelve la vida de un hijo”.

Contreras dijo también que los familiares de José Anacleto Paz  presente en las audiencias “se rieron” en algunas partes del juicio, a la vez que recordó que el imputado “les tiraba besos” a sus allegados.

Paz está acusado de disparar contra un grupo de hinchas de Banfield que el 7 de setiembre del año pasado esperaban el colectivo en la esquina de Larroque y Gutierrez, a pocas cuadras de los Tribunales de Lomas.  En esas circunstancias, según pudo determinar la Justicia, el hombre de 50 años mató Jorge Luis Ulloa, de 22, quien se encontraba con su pequeño hijo.

Fuentes judiciales informaron que “en la causa surgió que  uno de los hijos de Paz había estaba buscando al hijo de un hincha de Banfield quien se encontraba en la parada de colectivos con el resto de los hinchas” del Taladro.

Varios testigos recordaron, al declarar en la causa, que José Anacleto Paz – un personaje conocido en el barrio – pasó una vez en un Ford Clio y amenazó a ese muchacho que andaba buscando. Después volvió a pasar y  disparó contra el grupo de hinchas. En  esas circunstancias terminó con la vida de Ulloa.

Jorge Ulloa falleció en el lugar. En tanto, Paz escapó del lugar y estuvo prófugo hasta abril de este año cuando fue detenido – presuntamente en una entrega pactada  – por personal de la DDI de Esteban Echeverría.