Piden testigos para que el crimen de un remisero de Budge no quede impune

A pocos meses de que se cumpla un año del crimen del remisero boliviano Damián Kora Jallasi, de 53 años, asesinado de un balazo en el cuello dentro de su camioneta en la localidad de Ingeniero Budge, su familia apela a la solidaridad de los vecinos que puedan aportar información sobre el hecho para que la causa pueda avanzar y se encuentre a los culpables.

“Lo último que me dijeron fue que no se puede avanzar porque no hay testigos. Los jóvenes que estuvieron detenidos quedaron libres al poco tiempo y ahora hay que volver a empezar. Queremos que la causa avance, pero para eso necesitamos testigos”, explicó Nicolasa, la viuda de la víctima en contacto con DiarioConurbano.com.

La familia de Kora Jallasi espera que algún testigo que pueda aportar información sobre el homicidio ocurrido el 11 de noviembre de 2020 pueda acercarse a la justicia y que el hecho no quede impune. “Ojalá alguna persona tenga información para que nos ayude porque ya no sabemos cómo seguir”, expresó la mujer.

Y agregó: “Estoy muy triste por todo lo que pasó. Falta muy poco para que se cumpla un año de su muerte. Hay días que me cuesta seguir, pero tengo que estar fuerte por mis hijos que todavía son chicos y me necesitan. Pido que me ayuden, que me den una mano y que me orienten cómo seguir con la investigación. Quiero que estas personas paguen por la muerte de mi marido y que no vuelvan a hacer daño”.

El hecho

El hecho ocurrió el 11 de noviembre de 2020 alrededor de las 17, cuando el remisero, de 53 años, se encontraba en su Renault Kangoo, con el que trabajaba, y frenó en un semáforo sobre el Camino de la Ribera, en Budge. Allí, dos delincuentes le dispararon en la cabeza. Cuando lo hallaron, al hombre le faltaba su teléfono celular. Los agresores escaparon rápidamente del lugar.

Cuando el Personal del Comando de Patrulla de Lomas de Zamora halló al hombre de nacionalidad boliviana, comprobó que tenía un disparo en la cabeza y fue trasladado al Hospital Gandulfo, donde llegó respirando pero finalmente murió.

Según fuentes cercanas a la investigación, por la causa detuvieron a un joven menor de edad hace poco pero el Juzgado de Garantías no convalidó la aprehensión y la causa volvió a la fiscalía para continuar con la investigación.

El hecho es investigado por el fiscal Gerardo Loureyro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial Lomas de Zamora.