Piden justicia por un anciano que murió atropellado en Villa Centenario

Familiares de un vecino que fue atropellado en Villa Centenario, y murió horas después, critican el accionar de la comisaria 5ta de Villa Fiorito por liberar a los acusados y por retrasar la entrega del cuerpo, lo que no les permite darle “cristiana sepultura”. 

Según narraron los familiares, el viernes 30 de octubre un hombre, que no tendría registro, atropelló a Martin Ojeda de 85 años, frente a su casa, en la calle Conesa. De acuerdo a los los testigos, el conductor se dio a la fuga y dejó al hombre tendido en el suelo, cuando otro automovilista que pasaba por el lugar se ofreció a trasladar a Ojeda a la UPA, quien luego fue llevado al Hospital Municipal de Lavallol donde finalmente falleció. 

Según relató la familia de Ojeda, tras el hecho radicaron la denuncia en la comisaria 5ta de Villa Fiorito donde entregaron la chapa patente del vehículo, que había quedado tirada en la calle. Gracias a eso lograron dar con los conductores, aunque, reclamaron, “estuvieron retenidos tres horas y los liberaron”. Además, cuestionaron que de este hecho no se informó nada UFI 10 de Lomas de Zamora, que está a cargo del caso. 

“Los llevaron detenidos el viernes a la noche y el sábado se corría el rumor de que los iban a liberar y el domingo liberaron a las dos personas. Algunos familiares fueron a hablar a la comisaría y los trataron mal, les hablaron mal y se armó una discusión”, narró Esther, la nuera de Ojeda, quien aseguró que luego de la discusión desde la comisaria comenzaron a dificultar la liberación del cuerpo. 

El lunes posterior al accidente, la hija de Ojeda se acercó a la comisaría para solicitar el permiso para retirar el cuerpo del hombre y allí le dijeron que primero debía ir al hospital a buscar un certificado, pero cuando la mujer llegó al nosocomio le informaron que ese trámite “lo tiene que hacer la policía”.

“Nos están cargando, porque nos tenían de un lado para el otro sabiendo que estábamos desesperados por este tema. Ya habíamos hablado con la cochería y teníamos todo preparado”, denunció Esther. 

A dos semanas del accidente el cuerpo de Ojeda aún no fue entregado a su familia, dado que el día que iban a trasladarlo a la morgue judicial solicitaron que se le realizara un hisopado para conocer si padecía covid. El resultado del test fue positivo, por lo que la autopsia se demoró aún más dado el protocolo y se practicará recién el próximo martes. 

En este sentido, la familia asegura que el hombre no estaba enfermo y ponen en duda el resultado del hisopado y, además, reprobaron que el estudio se haya realizado al momento del traslado y no apenas perdió la vida. “¿Después de muerto se puede contagiar?, esa es nuestra pregunta, ¿o lo hicieron por todo ese tiempo que se retrasaron y no saben cómo justificarlo?”, indagaron. La familia, que ya dejó todo en manos de abogados, confesó que teme que en el certificado de defunción se adjudique la muerte a coronavirus y no al accidente vial. 

En cuanto al autor del hecho, consideran que el conductor “no va a ir preso”, pero exigen que “de alguna forma pague por lo que hizo y que haya justicia”.  “Si te levantás con un mal día, atropellaste a uno y bueno te vas, total lo dejas tirado ahí y no pagás. Para mí tendrían que rever las leyes, porque se hizo abandono de persona, abandonó una persona mayor y lo dejan libre, no lo puedo creer”, sentenció Esther.