Piden 6 años de prisión para policías de Budge por “armar” una causa

La fiscal de Lomas de Zamora Marina Rocovich pidió 6 años de prisión para cinco ex policías de Ingeniero Budge, acusado de fraguar una causa por narcotráfico contra un matrimonio. Según la acusación, realizada este miércoles, el hecho incluyó un allanamiento ilegal, cocaína “plantada” en la vivienda, y un testigo falso.

En tanto, la defensa de los cinco ex uniformados detenidos solicitó su absolución y cargó duro contra la instrucción de la causa.

El juicio oral y público es llevado adelante en los Tribunales de Lomas de Zamora en el Tribunal Oral en lo Criminal 9.

Los ex policías que están sentados en el banquillo de los acusados son Damián Carrizo, Carlos Giménez, Alberto González, David Segovia, y Walter Giani. La instrucción de la causa estuvo a cargo del fiscal Marcelo Domínguez, titular de la UFI 21 de Lomas de Zamora.

Los imputados fueron detenidos el 6 de marzo de 2013 luego de detener a dos personas en un allanamiento sin orden judicial en el barrio Olimpo de Lomas. En la vivienda dijeron encontrar cerca de dos kilos de cocaína aunque en la instrucción se comprobó que la habían llevado los propios efectivos para “plantarla” como prueba falsa en el lugar.

“Llevaron droga (los policía) para imputar al matrimonio de Yarim Montero y Giovanna Arrroyo, ingresaron a la vivienda sin orden judicial y sin ninguna situación apremiante, elaboraron un acta llena de falsedades y llevaron a un testigo arreglado”, detalló la fiscal en su extenso alegato.

Rocovich consideró que “hubo un plan pergeñado en la Comisaría de Budge para perjudicar a este matrimonio y armar este allanamiento ilegal”. En esta línea, estimó que los oficiales imputados actuaron de esa manera porque “había un reclamo de la superioridad de la fuerza policial de realizar más allanamientos en Ingeniero Budge”.

También recordó que el matrimonio de nacionalidad peruana que fue detenido y luego fue el denunciante de los policías “ya había recibido extorsiones de efectivos policiales y no se comprobó que tuvieran una denuncia por venta de estupefacientes”.

La fiscal detalló que “los imputados dijeron haber perseguido a un hombre porque supuestamente estaba armado y que eso los llevó a meterse en la vivienda de las víctima. Pero en la causa no se secuestró ningún arma”. Y agregó que “el testigo del allanamiento era una persona, con problemas de adicciones que iba a pedir comida a la comisaría, a la que le mostraron la droga, luego secuestrada, los propios policías cuando lo trasladaban en el móvil policial hasta el lugar”.

Marina Rocovich pidió para los cinco ex policías 6 años de prisión e inhabilitación por el doble de tiempo de la condena por considerarlos coautores de los delitos de allanamiento ilegal, tenencia de estupefacientes, privación ilegítima de la libertad con abuso funcional y falsificación de documento público agravado, todo en concurso real.

La fiscal desistió de acusar, por falta de pruebas, de otros delitos por los que llegaron imputados los ex policías de Ingeniero Budge: robo agravado, coacción y tenencia ilegítima de estupefacientes (este hecho porque en un allanamiento por esta causa se halló cocaína en la Comisaría de Ingeniero Budge).

Por su parte, el abogado defensor de los cinco policías afirmó que “si hubo una causa armada fue la que se armó contra mis defendidos” e hizo un planteo de nulidad de toda la acusación fiscal. En esta línea cuestionó duramente la instrucción de la causa y pidió el procesamiento por falso testimonio de algunos testigos que declararon en el juicio oral.

Por esto, solicitó a los jueces la absolución de los cinco ex policías de la cuestionada Comisaría de Ingeniero Budge.

En el inicio de la jornada de este miércoles declaró Damián Carrizo quien era jefe de calles de esa dependencia. Insistió en la versión de la persecución de un hombre supuestamente armado que los llevó al allanamiento de la vivienda en donde – aseguró – hallaron cocaína. “Si no hubiese secuestrado la drogado, no estaría detenido”, sostuvo el ex policía.

El juicio continuará el próximo martes con las réplicas de la fiscalía y la defensa, y las últimas palabras de los imputados. Unos días más tarde se conocerá la sentencia.