Piden 25 años para narcos acusados de matar a una joven en Banfield

El caso es tratado en juicio oral en los Tribunales de Lomas. El martes se conocerá el fallo. En la instrucción y en el debate quedó plasmado como los narcotraficantes actuaban en Villa Niza, en Banfield Oeste, mientras que se descubrió el vínculo de un ex comisario del lugar con uno de los imputados. La víctima – Mayra Mieres, de 21 años – murió al recibir un balazo en la cabeza en un ajuste de cuentas en el que no tenía nada que ver.

La fiscal de Lomas de Zamora Marina Rocovich pidió 25 años de prisión para los dos acusados del homicidio de Mayra Mieres, de 21 años, quien quedó en el medio de un ataque por una venganza narcotraficantes, en un hecho ocurrido en enero de 2012, en el barrio de Villa Niza, en Banfield.

Luego del duro pedido de la fiscalía, el Tribunal Oral en lo Criminal 9 de Lomas de Zamora – compuesto por los jueces Darío Belucci, Juan Manuel Rial y Verónica Ballve – dará a conocer la sentencia este martes.

En la investigación terminó acusado de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” Javier Alberto Fredes, quien poco antes había sido comisario  de la seccional de Villa Centenario, con  jurisdicción en el lugar en donde tuvo lugar el homicidio.

El 18 de enero de 2012, Mayra Mieres fue a visitar a una amiga – llamada Teresa  – que había estado internada y ya estaba otra vez en su casa, en Pasaje Merlino al 1800, en Villa Niza, en Banfield Oeste.

“Ese mismo día, Cristian Sena, el novio de Teresa, le había comprado pasta base a Damián Rossi. Pero, al parecer hubo un problema con el dinero o con la cantidad de la droga”, explicó Norma Soto, la madre de Mayira, en diálogo con DiarioConurbano.com.

Según señalaron los testigos, Sena amenazó con un arma a Rossi y le sacó más droga. Esto originó que el vendedor  de la sustancia llamara a Diego Alfaro, alias Gareca, sospechado en la zona de Villa Niza por dedicarse a la venta de de estupefacientes, y ”jefe” de Rossi.

Cuando Mayra Mieres estaba ingresando a la casa de su amiga, aparece el novio de ésta. Pasaron unos segundos hasta que aparecieron Rossi y Alfaro a vengarse por lo ocurrido. Los testigos indicaron que Gareca disparó varios tiros contra Sena, hiriéndolo en la pierna. Uno de esos disparos le dio a la joven en la cabeza y falleció en el acto.

Luego de eso, tanto Sena como Rossi y Alfaro escaparon del lugar. El primero de ellos fue detenido cuando se hacía atender en la UPA de Fiorito y terminó con una causa por portación de arma de fuego. El caso de los dos narcos no fue tan sencillo.

En la instrucción se comprobó que Rossi fue apresado una pocas horas después pero “Gareca” hizo algunos llamados antes de entregarse. Uno de ellos a Javier Alberto Fredes, quien hasta pocos meses antes del hecho era el comisario de Villa Centenario, con jurisdicción en donde ocurrió el hecho.

El policía nunca pudo explicar claramente el motivo del llamado. Si bien dijo que Alfaro era un ferretero de la zona  y que él atendía a los comerciantes del barrio, lo cierto es que en la instrucción se reunieron pruebas que indicaban que el imputado “pactó” su entrega con Fredes telefónicamente. Por  eso el entonces comisario terminó involucrado en una causa por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La madre de Mayra apuntó a la connivencia entre los narcos del barrio y la policía. “Los testigos en el juicio dijeron que la zona estaba liberada porque ´Gareca´ le daba pintura a la Policía ya que tenía una ferretería”, comentó.

En tanto, subrayó las contradicciones del ex comisario Fredes. “Primero dijo que ´Gareca´era un comerciante, y luego su informante porque le pasaba datos de la barra brava de Banfield”, detalló Soto, quien anticipó que seguirá de cerca la causa que se le inició al ex policía.

Luego de la instrucción de la fiscal de Lomas Viviana Giorgi, Rossi y Alfaro llegaron a juicio oral acusados de homicidio agravado y tentativa de homicidio, en este último caso por el atentado a Sena. Por esos delitos, la fiscal de juicio Marina Rocovich pidió 25 años de prisión.

La madre de Mayra – madre de dos hijos que ahora tienen 4 y 5 años – se mostró conforme con el pedido de penas hecho por la fiscal durante el juicio y espera con expectativa que los jueces confirmen ese requerimiento.