Piden 18 años para uno de los hermanos acusados de matar a Romina Acuña

La fiscal de Lomas de Zamora Mariana Monti pidió este lunes que se condene a 18 años de prisión a un hombre por el crimen de Romina Acuña, asesinada de un balazo en 2010 durante una disputa entre dos familias de la localidad bonaerense de Burzaco, hecho por el cual un hermano del imputado ya fue condenado en 2016, informaron fuentes judiciales.

El pedido recayó sobre Juan Manuel Maidana, quien está siendo juzgado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 10 (TOC) de Lomas de Zamora por el delito de “homicidio simple” en perjuicio de la joven.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la fiscal Mariana Monti pidió 18 años de prisión para el acusado por homicidio agravado en grado de tentativa y homicidio agravado.

En tanto, el abogado Claudio Espejón, representante de la madre de la víctima constituida como particular damnificada, requirió por los mismos hechos 25 años de prisión.

En tanto, la defensa requirió la absolución y que, de no hacerse lugar a ese planteo, se lo condene por “homicidio en riña”, que tiene una pena de 2 a 6 años.

Los jueces que deberán dictar sentencia son José Polizza, Daniel Mazzini y Susana Silvestrini

El TOC 10 pasó a un cuarto intermedio para el martes 23 de abril a las 12 cuando dará a conocer el veredicto.

“El acusado viene asistiendo a las audiencias en libertad, ya que nunca estuvo detenido, ni tampoco fue juzgado en el primer debate porque la justicia no lo pudo notificar sobre la causa”, dijo a Télam Stella Maris Díaz, madre de Romina, que pertenece a la agrupación “Unidos queremos Justicia”, que reúne a familiares de víctimas de delitos.

Durante la etapa de declaración de testigos, que insumió cuatro jornadas del juicio, se escuchó al padre de víctima, Andrés Acuña, quien señaló a los hermanos Maidana como los autores de los disparos que le ocasionaron la muerte a su hija y heridas en una pierna a él.

También declararon la madre de Romina, y sus hermanos, que aportaron otros datos relevantes sobre el hecho.

Maidana está imputado de dos hechos: por un lado, una tentativa de homicidio de Acuña por un suceso que ocurrió un mes antes del crimen, pero también por el homicidio simple, por el cual ya fue juzgado y condenado su hermano Silvano Maidana.

Según la investigación, el caso comenzó en abril de 2010, cuando la madre de Romina radicó una denuncia en la comisaría 2da. de Burzaco debido a unas agresiones que sufrió un pariente suyo durante una aparente pelea con algunos integrantes de la familia Maidana, quienes vivían en una casa a 50 metros de la suya.

Según la mujer, estos últimos comenzaron a hostigar a sus hijos hasta que el 29 de agosto de ese año Romina descendió de un colectivo y recibió un balazo en un ojo que le ocasionó graves heridas.

Los investigadores imputaron a Juan Manuel Maidana de haber sido quien disparó ese balazo que hirió a Acuña y por el cual ahora es juzgado.

La joven fue trasladada al hospital de Adrogué, donde fue atendida por los médicos, luego se recuperó y hasta tenía prevista una operación para el 25 de octubre del 2010, pero fue asesinada 15 días antes.

El crimen de la chica fue cometido el 10 de octubre de ese año, alrededor de las 23, en la puerta de su casa, situada en la calle Rufino Córdoba al 700, del barrio Ministro Rivadavia, en Burzaco, partido de Almirante Brown.

Según los pesquisas, en medio de una pelea entre dos familias, Acuña recibió un balazo en el cuello que le provocó la muerte casi en el acto.

En el mismo ataque, el padre de Romina fue herido en una pierna y uno de sus hermanos en una mano, pero ambos se recuperaron.

La Policía detuvo al sospechoso del crimen, Silvano Maidana, recién en abril del 2015, más de cuatro años después.

Los pesquisas establecieron que Silvano Maidana se había refugiado en una casa de la localidad de Guernica y finalmente fue apresado cuando caminaba nuevamente por Burzaco, en proximidades del lugar donde se produjo el crimen de Acuña.

Ese hombre fue condenado en octubre del 2016 a la pena de siete años de prisión por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Lomas de Zamora, que lo acusó de ser coautor del delito de “homicidio en riña”.

Recién el año pasado, la Justicia logró encontrar al hermano de Silvano Maidana, de quien siempre se sospechó que había participado en el crimen de Acuña y que había sido el autor del disparo que hirió a la joven en un ojo un mes antes de ser asesinada.