Perpetua para un hombre por el femicidio de su ex pareja en un hotel de Lomas

La Justicia dictó este lunes la pena de prisión perpetua para Alfredo Agustín Noriega, por el femicidio de su ex pareja Delfina Encarnación Quispe Pumahuacre, ocurrido en diciembre de 2018, en una habitación del hotel alojamiento Acapulco de Villa Centenario, en Lomas de Zamora.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora dio a conocer hoy la sentencia en la que consideró a Noriega como autor del delito de “homicidio agravado por el vínculo en contexto de violencia de género”. El fallo coincidió con lo que había solicitado una semana atrás la fiscal Marcela Dimundo en su alegato.

La lectura de la sentencia se realizó pasada las 10.30 y se transmitió por videoconferencia a través de la plataforma Microsoft Teams, como sucedió en la última audiencia. El imputado siguió el juicio desde un monitor de la Unidad Carcelaria 40, donde está detenido.

Alfredo Agustín Noriega fue condenado por el delito de “homicidio agravado por el vínculo y por haber sido cometido por un hombre contra una mujer, mediando violencia de género”.

El debate se inició el 20 de mayo de manera presencial. Ese día, declararon los tres hijos de la pareja, una hermana de la víctima, una perito y el encargado del hotel alojamiento donde el imputado y la mujer ingresaron la noche del 16 de diciembre de 2018.

En su alegato, la fiscal Marcela Dimundo afirmó que Noriega “con el fin de causar la muerte de quien había sido su pareja le efectuó varios golpes en distintas partes del cuerpo, asfixiándola, ocasionando así el fallecimiento en un contexto de violencia de género” y pidió para Noriega, de 55 años, la pena de prisión perpetua.

En tanto, la defensa solicitó la inconstitucionalidad de la prisión perpetua y pidió la absolución del acusado, al argumentar que “no se pudo determinar quién estuvo en el interior del hotel ese 16 y 17 de diciembre de 2018 porque no hubo cámaras se seguridad ni testigos presenciales del hecho”.

El caso 

El 16 de diciembre de 2018, Noriega y Delfina ingresaron cerca de las 22.50 al hotel Acapulco, ubicado en Cosquín 778 de Villa Centenario, en Lomas de Zamora, y se hospedaron en la habitación 113. Pero en la madrugada del 17, el hombre se retiró solo del lugar a bordo de un Peugeot 505.

De acuerdo a la declaración del conserje del hotel, una empleada fue hasta la habitación y allí encontró muerta a Delfina Quispe, de 51 años. La mujer estaba boca arriba, con signos de golpes en la cara y en el cuerpo.

Luego de matara a la mujer, Noriega llamó a su familia para confesarles el hecho. Rápidamente, los hijos Delfina fueron hacía el hotel. En el lugar les dijeron que la mujer había fallecido y que Noriega huyó del lugar.

La fiscal Marcela Juan, de la UFI 2 de Lomas de Zamora, ordenó la captura de Alfredo Noriega, que fue detenido a pocas horas del hecho.