“No vamos a parar hasta que los policías vayan presos y Vidal se haga responsable”

Bajo la consigna “Justicia por los diez”, familiares y amigos de las víctimas del incendio en la comisaría de Transradio marcharon a la dependencia policial para exigir justicia. Allí colocaron una baldosa en homenaje a los fallecidos y responsabilizaron a las autoridades policiales y del gobierno provincial por lo sucedido. Por el hecho, ocurrido el 15 de noviembre del año pasado, no hay detenidos.

 

Con el acompañamiento de agrupaciones sociales y políticas, entre ellas el Movimiento Evita, SUTEBA y representantes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), se reunieron en el cruce de Camino de Cintura y Salta, desde donde caminaron hasta la sede policial. El tramo entre un punto y el otro estuvo cerrado al tránsito durante el desarrollo de la manifestación.

 

“A cuatro meses, marchamos en pedido de justicia por los diez asesinados y en memoria del horror que se llevó la vida de nuestros familiares. No vamos a parar hasta que los policías vayan presos y (la gobernadora, María Eugenia) Vidal se haga responsable”, expresaron.

 

Durante la caminata, en la cual muchos llevaban puesta una remera con la cara de los jóvenes que perdieron la vida en el episodio, hubo un constante cuestionamiento a los agentes de la fuerza de seguridad. Una vez frente a la seccional, también le reclamaron a los bomberos voluntarios por la demora que tuvieron para extinguir las llamas pese a que el cuartel está exactamente al lado del edificio que se prendió fuego el 15 de noviembre del año pasado. El hecho es conocido como la Masacre de Transradio.

 

“Venimos a pedir verdad, justicia, y memoria por la masacre que se cometió acá, por las víctimas indefensas. Queremos una condena para los culpables  y memoria para la comunidad, para que no se tergiverse lo que pasó: fue una protesta por las malas condiciones del lugar, no fue un intento de fuga”, expresaron desde el Colectivo Educación.

 

En esa misma sintonía, remarcaron que la protesta que terminó en tragedia había empezado por las condiciones de hacinamiento a las que los detenidos estaban sometidos

“Diez murieron a consecuencia del fuego en un cuadrado de tres por tres, los familiares ya anunciaban el maltrato. El hartazgo promovió la protesta y la  reacción tardía ejecutó la masacre”, agregaron.

 

Luego, en un contexto de mucha emotividad, descubrieron la placa que quedó ubicada en el ingreso a la dependencia. En el texto escrito se lee  “En memoria de las víctimas de la mayor masacre en comisarías bonaerenses. Memoria, Verdad y Justicia”.

 

“Decimos que el Estado es responsable, que el gobierno de Vidal y el Ministerio que encabeza Cristian Ritondo son responsables.  Es el Estado quien vuelve a perseguir y asesinar a nuestros hijos”, reiteraron antes de dar por finalizada la jornada.

ROMINA BENEGAS