Masacre de Wilde: La defensa de ex policías imputados pidió que se haga un juicio por jurados

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas de Zamora comenzó este martes la audiencia preliminar del juicio por la denominada “Masacre de Wilde”, un caso de “gatillo fácil” ocurrido hace más de 27 años en el que cuatro personas fueron asesinadas por policías de la entonces Brigada de Investigaciones de Lanús, que tiene imputado a nueve ex policías, ocho de los cuales se encuentran libres. La audiencia continuará el próximo 12 de noviembre. La defensa de tres de los acusados pidió que se realice un juicio por jurados.

La audiencia que iba a realizarse el 20 de marzo de 2020, aunque debido a la pandemia de coronavirus fue suspendida, se realizó en la sala grande del edificio de los Tribunales de Lomas de Zamora. Fue encabezada por los jueces Marcelo Dellature, Claudio Fernández y Luis Miguel Gabian, quien fue designado recientemente porque uno de los jueces se jubiló. También contó con la participación de la fiscal Viviana Simón, los abogados de las cuatro víctimas y los defensores particulares y oficiales de los nueve imputados, y familiares.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el abogado Ciro Annicchiarico, quien representa a Raquel Gazzanego, viuda de uno de los cuatro asesinados, Edgardo Cicutín, explicó que “las defensas volvieron a hacer los mismos planteos de nulidad, de prescripción y de plazo razonables”.

“Algunos de ellos plantearon que debe realizarse el debate por Juicio por Jurados porque el hecho está prescripto, porque se ha violado el plazo razonable. Además, plantearon nulidades de todo tipo, que son cuestiones que ya fueron resueltas por el tribunal y firmada por la Cámara y por el Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires, por lo tanto el juicio debe llevarse adelante”, afirmó el letrado.

Y agregó: “Hay una contradicción en lo que plantean porque consideran que el tribunal es ilegítimo, que no debe intervenir, pero igual se presentan en la audiencia y ofrecen pruebas. Es una contradicción que el tribunal tiene tomar en consideración”.

El planteo del juicio por jurados fue realizado por el defensor oficial Roberto Fernández y es una cuestión que deberá decidirse en la audiencia del próximo 12 de noviembre. Si el planteo es aceptado por el tribunal, resta saber si todos los imputados también aceptan ese tipo de juicio. De no ser así, el debate oral debería desdoblarse: un grupo de ex policías debería ser juzgado por un tribunal ordinario y otro por un jurado compuesto por 12 ciudadanos comunes.

Por su parte, Raquel Gazzanego, la viuda de Edgardo Cicutín, remarcó la importancia de la audiencia preliminar. “Es un buen paso el haberse realizado la audiencia que venimos pidiendo hace tantos años, independientemente del resultado”, explicó y agregó que durante la jornada se dijeron “cosas fuertes y dolientes”.

“Yo perdí a mi marido y mis hijos a su padre, pero más allá de eso, tengo en cuenta que esta causa tiene que dejar en claro qué sociedad, qué policías y qué justicia queremos. Porque una justicia que tarda casi 28 años para llegar a una audiencia preliminar es difícil para toda la sociedad”, reflexionó.

Los acusados son los ex policías Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Marciano González, Roberto Mantel, Hugo Reyes, Pablo Dudek, Julio Gatto, Marcelo Valenga y Marcos Rodríguez, éste último el único detenido ya que se mantuvo prófugo 20 años, hasta el 2014. Todos están acusados por los delitos de “cuádruple homicidio simple y un homicidio simple en grado de tentativa”, por la única víctima del ataque que sobrevivió.

El hecho ocurrido el 10 de enero de 1994. Entre las víctimas están el remisero Norberto Corbo y sus pasajeros, Claudio Mendoza y Enrique Bielsa, quienes viajaban a bordo de un Peugeot 505, y el vendedor de libros Cicutín, que se trasladaba en un Dodge 1500, conducido por Claudio Díaz, el único que sobrevivió al ataque.

Los cinco fueron atacados a tiros por efectivos de la Brigada de Investigaciones de Lanús que al parecer los confundieron con delincuentes y les dispararon cerca de 200 veces.

La próxima audiencia preliminar será el 12 de noviembre. Allí se resolverá los planteos que realizaron las partes y se espera que se fije una fecha para el inicio del juicio oral y público.