Masacre de Wilde: el ex policía recapturado se negó a declarar

Se trata de Marcos Ariel Rodríguez, recapturado el miércoles, luego de permanecer prófugo durante más de 20 años. Este jueves fue trasladado a los Tribunales de Lomas de Zamora, en medio de un fuerte operativo de seguridad. Asistido por una defensora oficial, se negó a declarar. En los próximos días, el fiscal Sebastián Scalera deberá decidir si lo procesa.

Luego de permanecer 20 años prófugos, Marcos Ariel Rodríguez, uno de los ex policías acusado por la Masacre de Wilde, fue llevado ante un fiscal de Lomas de Zamora, en medio de fuerte operativo de seguridad. El hombre se negó a declarar y continuará detenido.

Por razones de seguridad, el hombre detenido el miércoles en Córdoba, se encuentra alojado en una Unidad Penitenciaria Federal.

Marcos Rodríguez está imputado de los homicidios de cuatro hombres en lo que se conoció como la Masacre de Wilde, un violento operativo policial en el que intervinieron una docena de policía de la Brigada de Investigaciones de Lanús que, sin razón alguna, dispararon contra las víctimas fatales que se encontraban en dos vehículos.

La causa estuvo paralizada durante veinte años. En abril recayó en el juzgado de Garantías 8 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Gabriel Vitale, tras una decisión importante de la Suprema Corte bonaerense que ordenó investigar el caso como homicidio.

En cinco meses, el magistrado dispuso la elevación a juicio de los ocho ex policías imputados, a la vez que reactivó la captura del prófugo Marcos Rodríguez, quien fue detenido en su carnicería de La Falda, en Córdoba. El hombre nunca se había cambiado la identidad.  

Seis móviles de la Policía de Seguridad Aeroportuaria llegaron cerca de las 17 a los Tribunales de Lomas de Zamora. El ex miembro de la Brigada de Lanús fue bajado, con las manos esposadas, por dos policías. Llevaba puesto un chaleco antibalas.

Entre los policías que lo custodiaron y los que se encontraban en los alrededores de los Tribunales había más de 30 efectivos. La precaución obedece al temor de un represalia por personas que se pudieran ver afectadas por la detención del prófugo de un cuádruple homicidio ocurrido hace más de 20 años.

En el tercer piso de los Tribunales – desierto a esa hora -, Rodríguez era esperado por la defensora oficial Patricia Bavio, quien lo asistió en el trámite. Una vez conocidos los cargos, el ex policía se negó a declarar.

“Se le imputa el cuádruple homicidio y la tentativa de homicidio en un caso, al igual que los otros imputados cuya causa fue elevada a juicio oral”, explicó el fiscal Sebastián Scalera, en diálogo con DiarioConurbano.com. El funcionario decidió no indagarlo por el delito de evasión.

Cabe recordar que Marcos Rodríguez se había fugado el 12 de enero de 1994 de la Brigada de Investigaciones de Lanús, junto a los otros imputados.

Scalera sostuvo que los elementos de prueba contra el detenido “son los mismos que existen contra el resto de los acusados”. Y consideró que “en la etapa de instrucción no queda más prueba por generarse. Sólo podría incorporarse, posiblemente, en la etapa oral”.

Ahora, el fiscal deberá decidir si lo procesa y le dicta la prisión preventiva a  Rodríguez, allanando un rápido camino hacia el juicio oral. O si, en la misma línea, hace lugar a un eventual pedido de excarcelación que le permitiría al ex oficial esperar en libertad el juicio oral.

El obeso hombre – detenido en su carnicería de La Falda, Córdoba, este miércoles –fue trasladado por razones de seguridad a una unidad penal del Servicio Penitenciario Federal.