Masacre de Transradio: “La justicia apunta a los chicos y no esta haciendo el trabajo que debería”

A poco de cumplirse tres meses del incendio de la Comisaría de Transradio, en Esteban Echeverría, que llevó a la muerte a diez detenidos, los familiares exigen que se haga justicia y se investigue la responsabilidad de los Pplicías que estaban aquella noche en la seccional. En diálogo con DiarioConurbano.com, Juana Fernández, hermana de uno de los detenidos fallecidos, manifestó: “La investigación sigue apuntando a los chicos, el fiscal está del lado de los policías. Nuestro objetivo es que ellos terminen presos y que la Comisaría se cierre”.

En la madrugada del 15 de noviembre de 2018 los detenidos de la comisaría agruparon los colchones del edificio para prenderlos fuego a modo de protesta debido a que los efectivos policiales les habían cortado la luz mientras escuchaban música y también por las condiciones insalubres en las que se encontraban. La comisaría estaba clausurada desde 2012 por la falta de acondicionamiento y había detenidos que tendrían que haber estado 72 horas para luego ser trasladados pero llegaron a permanecer más de un año.

En esta línea Fernández aseguró que “no tiene que funcionar más la Comisaría” y que la “Justicia no está haciendo el trabajo que debería”.

“Le echan la culpa a los chicos, son diez fallecidos entre ellos mi hermano. ¿Cómo se puede defender una persona fallecida? En vez de estar enfocados en la Policía que son los responsables, enfocan en investigar a chicos que fallecieron para cerrar la causa”, apuntó.

Actualmente la Comisaría continúa en funcionamiento para administración pero no tiene detenidos y no hay ningún imputado de los Policías que se encontraban aquella noche. La Comisaría no estaba preparada para resguardar la vida de los detenidos debido a que no tenía colchones ignífugos, además de garantizar otros medios para evitar incendios.

Los familiares de las víctimas señalaron que el lugar estaba sobrepoblado debido a que había 21 personas a la espera de su traslado, el lugar no tenía ventilación, ni procedimiento en caso de incendio o matafuegos. También demandan que el fiscal se abocó por el incendio seguido de muerte a pesar de que ellos solicitaron que se analice la cadena de responsabilidades.

“Quiero que los que estuvieron esa noche no lleguen nunca más a tener a un chico detenido en sus manos. Hay mucho abuso de autoridad, falta de humanidad y mucha incomprensión”, argumentó Fernández. El viernes último los familiares de los detenidos realizaron una marcha para exigir justicia por el caso y en abril esperan colocar baldosas en conmemoración de los jóvenes.

A su vez, Fernandez señaló que “nadie de la Gobernación se comunicó para brindar ayuda” y que espera que “sean removidos del cargo quienes estan para cuidar a la ciudadanía y abusan de su autoridad”.