Longchamps: La asesinaron de 50 puñaladas y a más de dos años no hay detenidos

Allegados y referentes de organizaciones feministas piden que se investigue el crimen de Joselin Mamani, una niña de 10 años que fue asesinada de 50 puñaladas en su casa de Longchamps, en enero de 2019. Por el crimen no hay detenidos y temen que el homicidio quede impune.

“Entendemos que con la pandemia fue todo más complicado, pero pedimos que se continúe con la investigación”

Cuando averiguamos sobre la causa nos informaron que estaba en investigación, pero quedó ahí. Entendemos que con la pandemia fue todo más complicado, pero pedimos que se continúe con la investigación”, reclamó Yenuem, allegada a la familia de Joselin, en diálogo con DiarioConurbano.com. 

De acuerdo al relato de la mujer, primero se investigó a personas del entorno de la niña como la ex pareja de su madre y el hijo de este. “Quiero suponer que no es tan difícil encontrar al responsable si pasó en el mismo barrio, al mediodía, sin forzar puertas y sin robarse nada porque eran una familia humilde, no sé qué más tendrán que investigar”, expresó.

Además, lamentó que “las pericias de ADN en el lugar del hecho todavía no se hicieron y pasaron más de dos años”. “Eso es negligencia y lo peor de esto es que se sigue revictimizando a la madre en el barrio. Siguen llenándola del estigma de que si fue ella por sus relaciones o no. La han lastimado muchísimo a la madre de la nena y ha tenido que sortear con su fortaleza porque tampoco se le ofreció atención psiquiátrica ni contención”, sostuvo.

Fuentes judiciales informaron a este portal que hasta 2019 se investigó a una ex pareja de la madre de la niña y que algunos testimonios señalaban que había estado en la vivienda poco antes del crimen de Joselin.

La investigación está a cargo de la fiscal Fabiola Juanatey de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

El crimen

Joselin Mamani fue asesinada de casi 50 puñaladas, en su vivienda del barrio 14 de Febrero, en Longchamps.

El hecho fue descubierto por su madre. Ella había ido al banco y cuando regresó encontró a su hija muerta, en un charco de sangre.

Según informaron fuentes de la investigación, la menor presentaba 32 heridas de arma blanca en su tórax y piernas y  18 en la cara. Así lo indicó la autopsia practicada al cuerpo de la menor en la morgue del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La puerta de la reja de la vivienda, ubicada en la calle Silva al 1.500 del barrio 14 de Febrero, Longchamps, se encontraba abierta. No se detectó desorden ni faltaban objetos de valor, pero sí desapareció un juego de llaves que la mujer había dejado en la mesa de la cocina antes de salir.

“Fueron directamente a matarla por lo que no puede ser una persona muy externa a la familia”, es la hipótesis que aún mantienen en pie los investigadores del caso.