Lomas: Una madre reclama por la restitución de su hija que denunció los abusos de su padre

Madres Contra del Abuso Sexual en la Infancia se manifestaron en los Tribunales de Lomas de Zamora para acompañar el reclamo de Vanesa Noriega, quien exige que su hija de 12 años sea restituida bajo su guarda por los abusos sexuales que denunció de su padre su padre. El juez Damián Lullo, del Juzgado de Familia N°5 de Lomas de Zamora, envió a la menor de edad con sus abuelos paternos luego de que ella había denunciado a su progenitor de abuso.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Noriega manifestó: “Quiero que me devuelvan a mi hija, está en peligro su vida mientras viva con sus abuelos paternos. Se desoyó el deseo de ella de estar conmigo”.

Según lo relatado, la niña en 2018 le contó a su madre que fue abusada sexualmente por su progenitor, además de violentada y amenazada de muerte. A pesar de que Noriega denunció al padre de la víctima, él continúa en libertad y vive en la misma ciudad que los abuelos de la joven. 

“A él no se lo está investigando para nada. Yo realizo la denuncia pertinente cuando ella me cuenta que fue abusada por su progenitor en la ciudad de Dolores. Sin embargo, la justicia no me escucha ni garantiza la seguridad de la nena”, denunció la mujer.

A su vez, el progenitor de la menor realizó una denuncia contra el tío de la niña y a raíz de esto, el juez Lullo separa a la joven de su mamá para enviarla con la familia paterna a pesar de haber expresado sus deseos de permanecer junto a Noriega. “Su progenitor aprovechó para acusar a mi hermano del abuso sexual que cometió él durante tres años, fue para inculparlo de lo que él hacía y desviar el foco de la investigación”, relató.

 “Ella me contó la violencia que sufrió estando al cuidado de su progenitor, de su madrastra y de sus abuelos. Cuando me piden la restitución de ella, yo me presento y les digo la situación pero no me escucharon. Se debe escuchar la palabra de ella, respetando sus deseos con los derechos del niño garantizados”, apuntó Noriega.

Además, Noriega resaltó que tiene “temor” por la vida de su hija ya que fue “amenazada de muerte”. Mientras estaba al cuidado de Noriega, la joven tenía una tratamiento psicológico y había logrado volver a estar escolarizada, luego de declarar el miedo que le provocaba volver a vivir en Dolores.