Lomas: Trasladarán las fiscalías a un nuevo edificio pero trabajadores judiciales advierten «complicaciones»

Este mes se trasladarán todas las fiscalías que funcionan en los Tribunales de  Lomas de Zamora al nuevo edificio, ubicado en Larroque al 2100, a metros de esos tribunales. Si bien la medida apunta a que las UFI´s tengan un lugar propio y mejor,  trabajadores judiciales advierten que desconocen las condiciones edilicias y adelantan que será “poco práctico para el funcionamiento”. En diálogo con DiarioConurbano.com, Jorge Sotelo, Secretario General de AJB Lomas de Zamora, apuntó: “Nos resulta extraño que no tenga el final de obra y no nos permitan ingresar a nosotros para cerciorarnos de cómo está el edificio ante la sensación de desconfianza que tienen los compañeros”.

Se estimaba que el edificio fuese inaugurado en agosto del 2021 con el objetivo de que se trasladen las fiscalías y defensorías para desconcentrar espacio en los históricos Tribunales de Larroque y el ex Camino Negro, a pocos metros de la nueve sede. No obstante, en pocos días la importante estructura edilicia comenzará a ser usada por las fiscalías.

En este sentido, Sotelo explicó que consideran que “es apresurada” la decisión de traslado y no descartó que se realice como “un acto electoral” en el marco de la campaña. El traslado se calcula que sea entre el 12 y el 15 de septiembre.

Además de demostrar incertidumbre sobre las condiciones de habitabilidad del lugar, también manifestaron que su traslado traerá “complicaciones más que soluciones” debido a la falta de contacto directo entre los edificios. Las fiscalías mantienen un trato constante con distintas áreas que se encuentran en la sede central y con la mudanza deberían salir del edificio para comunicarse y cruzar el Colegio de Abogados, que se encuentra en el medio de ambos edificios. 

“Los trabajadores coinciden con nuestro pronóstico de que el desarrollo de la tarea diaria será más conflictiva que resolutiva. Cuando vos trabajas en relación con gente la necesitas cerca, no lejos”, manifestó Sotelo.

Con respecto al estado de las instalaciones, Sotelo explicó que se desconoce si hay electricidad trifácica, agua, cloacas debidamente conectadas, teléfonos, entre otras cuestiones, como la falta de alcaldía. Se estima que el traslado se hará por tramos y luego cuando se termine el sector del edificio destinado a las defensorías, se comenzaría el traslado de las mismas.

Desde AJB intentaron que el edificio sea cedido al Fuero Civil, Familia y Menores que funcionen para agrupar las fiscalías, los jueces y las defensorías en un mismo lugar. En esta línea, Sotelo sostuvo que esta situación “da cuenta de la falta de comunicación” y que “fue pensada por alguien que no tiene conocimiento sobre el funcionamiento del poder judicial”.

“Por ahora no tenemos certeza de las condiciones de habitabilidad y entendemos que aunque se aseguren esas condiciones básicas, la mudanza implicará mayores complicaciones para los trabajadores”, aseveró.