Lomas: Testigo reconoció en un video al acusado de prender fuego a un indigente en Lomas

tribunalesrecurso

En el marco del debate oral por el caso de Miguel Ángel Alaniz, un hombre en situación de calle que fue prendido fuego en 2017, declararon dos testigos que señalaron a Emanuel Sueldo, el único imputado, como el principal autor del homicidio. El juicio es llevado a cabo por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Un sacerdote que trabajó en esos años en la Catedral frente a la Plaza Grigera, aseguró que le contaron que “Emanuel quiso sacarlo de la puerta del Banco y lo amenazó de muerte porque Miguel no se quería ir”.

“Al principio pensamos que había sido un accidente pero después nos dijeron en la morgue que lo habían asesinado y se comentó que el asesino había sido otra persona en situación de calle”, enfatizó el testigo. El único imputado por el crimen es Emanuel Ramiro Sueldo, de 24 años, y es juzgado por el delito de homicidio doblemente calificado criminis causa con alevosía en concurso real por robo simple. 

En este sentido, el testigo apuntó que “el portero de a dos cuadras de donde ocurrió el hecho había encontrado un cuchillo con sangre”, el cual reconoció cuando se lo mostró el fiscal. El sacerdote abría las puertas de la Catedral los sábados para que las personas en situación de calle pudieran desayunar y bañarse. Es por eso que conoció a Alaniz.

También especificó que a los pocos días del asesinato, apareció otro hombre herido con un cuchillo. “Jorge tenía lastimado el cuello pero no nos quiso decir quien le había hecho eso. Después decían que fue Emanuel y que lo había amenazado con matarlo como a Miguel”, manifestó.

Por otro lado, se presentó a dar su un hombre que conoció a Sueldo y a Alaniz ya que también es una persona en situación de calle. “El mismo día que a Miguel lo matan, Emanuel vino a ofrecer pañuelitos descartables, que era lo que vendía Miguel. Me pareció bastante raro”, apuntó el hombre. Alaniz dormía en el Banco Santander Río, ubicado en la avenida Yrigoyen, entre Boedo y Sáenz, y durante el día vendía lapiceras, encendedores, pañuelos, abanicos, entre otros objetos.

Además, al testigo se le mostró el video de las cámaras de seguridad e indicó: “Ese es Emanuel. Estaba con la misma ropa”. También reconoció un cuchillo tipo tramontina que le vio a Sueldo en una ocasión que amenazó a otro hombre en situación de calle.

A su vez, aseguró que por comentarios de terceros se enteró que a un tal Jorge, otro hombre que acudía a la Catedral, había sido atacado por Sueldo. “Le dijo que iba a terminar como el otro viejo refiriéndose a Miguel”, relató.

El cuerpo de Alaniz fue encontrado carbonizado el 11 de abril de 2017 en las puertas del Banco y luego de la autopsia se concluyó que antes de ser prendido fuego, fue herido con un arma punzante. La víctima se dedicaba a la venta ambulante y dormía frente a la entidad bancaria. Si bien al principio se sospechó por la tenencia de unos cigarrillos que el fuego podría haberse ocasionado accidentalmente, la autopsia determinó que no fue así.