Lomas: Se revela la pelea entre bandas narcos que terminó con el crimen de Sebastián Miranda

Más testigos volvieron a complicar a los imputados por el homicidio de Mauro Sebastian Miranda, un joven de 29 años asesinado en un enfrentamiento entre bandas que vendían paco en la zona del Campo Tongui, en Ingeniero Budge. “Mi hijo me contó que lo vio bajar al Chancho Sena del auto con un arma y empezó a disparar”, aseguró una mujer vecina del barrio ante el Tribunal Oral en lo Criminal 5 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La mujer explicó que el 19 de marzo de 2017 cerca de las 10 de la noche escuchó cerca de “15 disparos” y salió de la casa porque temía que su hijo estuviese en la calle. “Escucho una voz que dice ‘auxilio me muero’ y voy a agarrarle la mano, llamamos al 911 y Sebastian me decía que llamara a su mamá, que se iba a morir”, describió la vecina que socorrió a la víctima. 

También explicó que en el barrio “no era la primera vez que había una balacera” y que si bien fue Sebastián, “podría haber sido cualquier otra persona”. “Nunca me voy a olvidar de esa noche, el Chancho no fue a matar a Sebastián, sino que fue a disparar a quien se metiera en su camino”, especificó. 

Además la mujer le contó al Tribunal que en el barrio “todos tienen miedo” y que todos los fines de semana “se cuidan entre vecinos por los tiros”. Los imputados son los hermanos Damián, Emanuel, y Alberto Sena; además de Elisandro Fernández y Alejandro Sosa. Son juzgados por homicidio agravado en concurso real por haber sido premeditado con la participación de dos o más personas con el uso de arma de fuego.

Por el mismo lado, prestó su testimonio un policía que trabajaba como Jefe de calle en la Comisaría 10° de Lomas de Zamora. “Damián Sena tenía una banda de venta estupefacientes en la zona y era quien la lideraba”, sostuvo el efectivo. 

En coincidencia con lo relatado por la vecina, el efectivo aseguró que “el comentario de los vecinos era que el que le disparó a Mauro Miranda había sido Damián Sena”. “Se estima que el pleito entre las bandas comenzó para ganar territorio en la venta”, contó el Policía que fue convocado aquella noche a la escena y llamó a los peritos. 

Según lo relatado, si bien ningún vecino afirmó haber presenciado la balacera, muchos comentaron que fueron Damián Sena, “el Chili”, “NN Marta” y “Manu” quienes estaban en el auto Fiat Tempra claro del cual salieron los disparos.

Por otro lado un otro vecino del barrio, explicó que el fiat era de su abuelo y que se lo vendió a una vecina antes de que sucediera el crimen. “Cuando me llegó una citación me presenté en el registro automotor para certificar que se transfirió y se vendió el mismo día”, afirmó.

El homicidio de Miranda ocurrió el 19 de marzo de 2017, alrededor de las 22, en las calles Saladillo y Cañuelas, en el Campo Tongui, en Ingeniero Budge cuando se acercó a la zona a comprar droga y recibió tres disparos en un enfrentamiento entre un grupo que custodiaba un búnker donde se comercializaban estupefacientes.