Lomas: Pidieron perpetua para un joven acusado de quemar y matar a su pareja

La fiscal de Lomas de Zamora, Viviana Giorgi, pidió la pena de prisión perpetua para un joven de 23 años, acusado de rociar con alcohol, quemar y matar a su pareja, Rocío Cortés, en un hecho ocurrido en febrero de este año, en la localidad de El Jagüel.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que la fiscal Giorgi pidió la pena de prisión perpetua para Leonel Barrios, por el delito de “homicidio agravado por el vínculo, enseñamiento, todo en el contexto de violencia de género”. En el juicio interviene el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Lomas.

Según la acusación, ocurrió el 5 de febrero último, por la mañana, en una vivienda ubicada en Cina Cina 46, en El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, Barrios mantuvo una discusión con su pareja, Rocío Cortés, de 24 años.

En un determinado momento, Barrios roció a su pareja con alcohol etílico y la prendió fuego. La joven fue auxiliada por familiares que vivían en una casa lindera y trasladada a un centro asistencial, mientras que Barrios se escapó en su auto y lo abandonó sin las llaves y a unas pocas cuadras, en la esquina de 25 de Mayo y San Luis.

Alertados de lo ocurrido, los efectivos de la comisaría 5ta. de El Jagüel se trasladaron hasta el lugar del hecho, donde se entrevistaron con una tía de la víctima, quien dijo que hacía una semana les había dado alojamiento en su casa a su sobrina y a Barrios y que desde la mañana de ese día habían comenzado a discutir.

Esta mujer contó que la pelea le pareció normal ya que ambos convivían desde hacía cuatro años y siempre se trataban de esa manera, aunque no había denuncias por violencia.

Sin embargo, la tía sostuvo que alcanzó a ver cómo su sobrina salió corriendo de la habitación, prendida fuego, y se tiró a una pileta al tiempo que observó a Barrios salir de la casa y huir en su vehículo.

La madre de la joven quemada afirmó tras el hecho que el acusado también quiso ahogar a su hija en la pileta de la casa luego de haberla golpeado y prendido fuego.

Horas después de escaparse, Barrios fue detenido por la policía en la vivienda de un tío, situada en la vecina localidad de Monte Grande, antes de que partiera en micro a la ciudad de Pergamino.