Lomas: La familia de Iván Echeverría espera que con la recompensa aparezca algún testigo clave

A cinco meses de publicada la recompensa por el crimen de Ivan Echeverría, aún no se presentaron testigos que brinden información sobre el homicidio que ocurrió en agosto del 2018. La justicia entregará $ 4.000.000 a quien aporte información que aclare lo sucedido.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Martín Echeverría, padre de la víctima, comentó: “La causa sigue igual como desde el primer momento. Ahora con la recompensa esperamos que aparezca alguien pero ni con eso tuvimos más información”. 

Desde un principio la causa contó con pocos testigos del homicidio y el único indicio fue el hallazgo del arma que asesinó a Ivan en un domicilio tras un allanamiento.

“Para mí ellos tienen que indagar un poco más en el uso de esa arma. Tal vez ahí se destrabaría. Eso lo dejaron de lado y para mi tienen que seguir investigando. Si hubieran apretado un poco mas no había quedado en la nada”, aseveró el padre de la víctima. 

Ante la falta de pruebas concretas, la familia de Ivan luchó para obtener la recompensa destinada a esclarecer el homicidio por $ 4.000.000 para quien aporte información fehaciente. 

Según lo relatado, tienen la “esperanza” de que alguien brinde algún tipo de información que revele quienes fueron los responsables del asesinato y así conseguir que avance la investigación.

“Se difundió pero no tuvimos ninguna repercusión hasta ahora, nadie se comunicó. No puedo entender que si alguien sabe algo no lo cuente. Sin la recompensa tendría que haber hablado pero no me entra por que no habló hasta ahora”, opinó Martín.

El hecho ocurrió el 18 de agosto de 2018 cerca de las 4:30 de la madrugada mientras el joven transitaba por la zona de Parque Barón en su moto. Ivan Echeverría fue interceptado por otra moto con dos hombres que intentaron robarle en la esquina de Juan XXIII y Madrid. Al parecer la víctima se resistió a entregar el vehículo y recibió un disparo en el pecho que lo mató en el acto.

El fiscal Gerardo Mario Mohoraz, de la UFI 6 de Lomas de Zamora, esta a cargo de la investigación.