Lomas: Está detenida por un crimen y asegura que es una causa armada

Una mujer de 35 años lleva 14 días detenida acusada de un crimen cometido en setiembre  en Villa Centenario, Lomas de Zamora. Cintia Yanel Carro, quien llevaba adelante un merendero en Ingeniero Budge, asegura que es inocente y su familia denuncia que se trata de una causa armada.

Todo comenzó el 6 de setiembre por la madrugada cuando dos personas – aparentemente un hombre y una mujer – mataron a Fernando Corvalán, quien se encontraba junto a su pareja en un complejo de departamento ubicado en Machado al 200, en Villa Centenario.

La investigación fue llevada adelante por la UFI 5, a cargo del fiscal Gustavo Caram, y de la DDI de Lomas de  Zamora.

Cintia Carro, a través de un amigo, a mediados de agosto último comenzó administrar ese complejo de departamentos donde más tarde ocurriría el crimen.

“Cuando fui por primera vez al lugar note que 1 de los 11 departamentos estaba ocupado, hablo con la familia, y no niegan ser usurpadores y ofrecen pagar un alquiler y arreglar la situación contractual con el propietario, en ese momento yo doy a ellos mi teléfono para q me llamen por cualquier cosa que necesiten. Trabaje poco menos de 2 semanas al notar que no solo estaba usurpado sino que también es un bunker de ventas de drogas por la noche”, contó Cintia en una carta – publicada en el Facebook de su comedor “Juntos por una Sonrisa” – que escribió en su lugar de detención.

“Lo único que tienen es algunos testimonios que acusan a una mujer rubia y de ahí encaminan todo hacia ella”, contó Estefanía, hermana de Cintia, a DiarioConurbano.com. Los familiares y amigos de la detenida hicieron una manifestación en reclamo de su libertad, este martes, frente a los Tribunales de Lomas.

Desde el principio, los investigados se contactaron con Cintia para avanzar en la pesquisa. “La DDI de Lomas de Zamora me ubica porque la gente usurpadora – en referencia a allegados a la víctima – le dio mis datos. Jamás me negué a colaborar en lo que les podía ayudar por eso a los días siguientes del hechos, los recibi para contestarles todas las preguntas que necesitaban”, contó.

La pareja Fernando Corvalán declaró que su pareja, poco antes del homicidio, había ido a comprar estupefacientes a una esquina cercana.

El 4 de noviembre, con una orden de allanamiento y detención, efectivos de la DDI irrumpieron en el Comedor “Juntos por una Sonrisa”. Allí fue detenida Cintia Carro.

La mujer contó que vive en el centro de Lomas y que en el momento del crimen se encontraba en su casa.

“Todo esto está totalmente armado, a punto tal que una de las tantas acusaciones es que según los usurpadores yo estoy armada disparando, cuando jamás dispare un arma en mi vida”, aseguró Cintia.

Su familia también asegura que se trata de una causa armada y pide su libertad. Procesalmente, en los próximos días el fiscal Caram deberá decidir si pide la prisión preventiva para Cintia. Sus allegados adelantan que no se darán por vencido y aseguran que detrás del crimen de Corvalán hay una trama vinculado a la venta de droga.

Carro está acusada  de homicidio y tentativa de homicidio. La imputación, de sostenerse, podría dejarla muchos años en prisión.