Lomas: El juez Gaig aseguró que “no contradijo” a la Corte y aclaró el audio de su secretaria

GEDSC DIGITAL CAMERA

El juez Gustavo Gaig, titular del Juzgado de Garantías 3 de Lomas de Zamora, dijo que el audio emitido por la secretaria de ese juzgado donde solicita que todo el personal se presente a trabajar “está desvirtuado” en cuanto al momento y que hoy es una situación totalmente distinta. También admitió que las autorizaciones para que los empleados concurran al edificio de los tribunales están “dentro de lo que establece la plantilla de personal de la Suprema Corte provincial”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el juez Gustavo Gaig explicó:Si bien el audio salió de esa forma, está desvirtuado en cuanto al momento y lo que significa esa autorización. En ese periodo excepcional que requirió el turno fue donde habilité una mayor cantidad de autorizaciones para la guardia mínima del juzgado, en virtud de la fluctuación laboral que uno tiene y al no tener la posibilidad de hacer trabajos telemáticos en razón del soporte papel en que fueron creadas las causas. La realidad es que la cantidad de gente que hay para resolver eso es lo mínimo e indispensable. Yo no contradije lo que resolvió la Corte”.

En ese sentido, el magistrado aclaró que su turno correspondía del 15 al 31 de mayo. “Ese audio fue anterior al turno y marcó la excepcionalidad de esa guardia mínima por el incremento de causas. Los funcionarios fueron dos meses a trabajar, entró todo en colapso, y se pide asistencia, por eso autorizo para que vayan.  Yo autoricé el 15 de mayo, pero hoy, es una situación totalmente distinta. Uno autoriza ante cualquier inconveniente para poder contar con ellos pero la realidad es que no iban todos los días. Eso está dentro de lo que es la plantilla de personal de la Corte”, afirmó Gaig.

Consultado por el mensaje de Romina Luongo, la secretaria cuyo audio trascendió por la red social Facebook y que generó polémica, sostuvo: “Me da lástima porque es una personas de mucho trabajo, de más de 20 años en la justicia, y donde tal vez en un momento que estaba colapsada de trabajo lo dijo de una forma no adecuada, pero conociéndola sé que está arrepentida de cómo lo dijo”.

De acuerdo a las diferentes situaciones transmitidas por los trabajadores judiciales se estableció la modalidad teletrabajo para que los empleados pudieran trabajar desde sus hogares. En esa línea, Gaig explicó que en ese juzgado son cinco funcionarios y ocho empleados, entre los cuales algunos están exceptuados, pero que “se cumplió” con el convenio solicitado por la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) conocido como teletrabajo.

“En virtud del desarrollo de la pandemia, fueron presentadas muchísimas pedidos de morigeraciones, más los trámites diarios, que eran sostenidos por dos o tres funcionarios que iban turnándose y era mucho el caudal de trabajo. Llegó el momento que colapsó ese sistema que iba desarrollándose para que no vaya ningún empleado y, en ese momento, hablando con los funcionarios se pensó que tal vez sería bueno autorizar a los empleados a que vengan. Hay dos empleados exceptuados, uno porque tuvo una operación de trasplante de cornea y otra porque tiene un bebé, por lo cual ya somos menos”, señaló.

No obstante, aseguró que  de esos cinco empelados que no estaban exceptuados, al inicio del turno de mayo, se decidió que fueran en forma escalonadas. “Durante el desarrollo del turno tuve que resolver la situación procesal de 115 detenidos y más de 180 resoluciones que habilitan detenciones, allanamientos, diferentes cuestiones. Eso a mí no me lo entregan en forma digitalizada sino en soporte papel y no iba a tener gente para poder leerlo y poder resolverlo, son cosas que se resuelven en el día”, detalló.

A su vez, expresó que “esa imposibilidad de no contar con trabajos digitalizados” hace que la guardia mínima dentro del juzgado se incremente ya que lo que se recibe es en soporte papel. “Fue una situación excepcional. La guardia mínima va en concordancia de la labor que tiene el juzgado en ese momento. El turno penal no puedo disminuirlo porque va con la labor que hacen los demás y que nos llega en el juzgado”, aseveró.

 

Mabel Cáceres