Lomas: Declaran culpable a un violento delincuente

Se comprobó que cometió un crimen e intentó matar a dos personas, en hechos ocurridos en 2012 en El Jagüel y en Fiorito. También participó de un violento robo en Monte Grande. Un tribunal oral de Lomas de Zamora en los próximos días dará a conocer el monto de la condena. El fiscal de juicio pidió prisión perpetua.

Un hombre de 29 años fue hallado culpable del homicidio de un joven, ocurrido en 2012, El Jagüel, partido de Esteban Echeverría. En el juicio oral y público que se lleva adelante en Lomas de Zamora, se comprobó que el imputado intentó asesinar a otras dos personas. En los próximos días se conocerá el monto de la pena. El fiscal solicitó prisión perpetua.

El juicio oral y público es llevado adelante por el Tribunal Oral en lo Criminal lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora, compuesto por los jueces Daniel Mazzini, Susana Silvestrini y José Polizza.

El imputado – José Luis Torres, de 29 años – fue encontrado culpable  de los delitos de homicidio calificado, doble tentativa de homicidio y robo calificado.

El fiscal de juicio, Jorge Bettini Sansoni, solicitó la pena de prisión perpetua. En los próximos días, los jueces darán a conocer el monto de la pena a aplicar.

Fuentes judiciales informaron a  DiarioConurbano.com que el TOC 10 dio por probado que el 15 de abril de 2012, en El Jagël, Torres junto a tres personas agredieron con golpes y disparos a dos jóvenes identificados como Nicolás Orellana y  Sebastián Cruz López

Como consecuencia del ataque Cruz López quedó gravemente herido, mientras que Orellana falleció a raíz de las heridas de bala.

Unos días más tarde, el 1ero de mayo de ese año, en Fiorito, el violento José Luis Torres intentó matar a Gabriel Perejil (SIC) de un disparo en el abdomen. El joven agredido salvó milagrosamente su vida.

Durante el juicio oral también quedó acreditado que José Luis Torres participó activamente de un violento robo ocurrido en una vivienda  de la calle Duclot al 300 en Monte Grande. El hecho sucedió el 22 de febrero de 2012.

Torres irrumpió en la vivienda junto a tres personas más. Tras amenazar con armas de fuego a los miembros de la familia que estaba en el lugar, Torres y sus cómplices se llevaron alhajas, dinero en efectivo, relojes y artefactos electrónicos.

Luego del veredicto de culpabilidad se espera que los jueces determinen la pena, que puede llegar a ser la de prisión perpetua si hacen lugar al pedido del fiscal de juicio.