Lomas: Comienza el juicio por un custodio asesinado en un intento de robo

A dos años del crimen, este lunes 8 en los tribunales de Lomas de Zamora comenzará el juicio por Pablo Liendo, un custodio asesinado en mayo de 2016, en un intento de robo. Los imputados por homicidio criminis cause son Italo Romero y  Pablo Ariel Rosso.

Virginia Liendo, hermana de Pablo, afirmó en diálogo con Diarioconurbano.com: “Quiero que se haga justicia que se cumpla la condena y esperamos que sea prisión perpetua”. La causa está a cargo del fiscal Nicolás Espejo y el juicio lo llevará adelante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°10.

Según la acusación el día 12 de mayo de 2016 la víctima custodiaba a un empleado de una financiera ploteado con la empresa de seguridad “Control”. Se trasladaban hacia un banco de la zona Lanús, en un Volkswagen Suran rojo. Sobre la avenida Hipólito Yrigoyen, a la altura de Remedios de Escalada, dos hombres en moto interceptaron al auto con el objetivo de robarles.

Luego los delincuentes comenzaron a disparar hacia el vehículo y Liendo, sentado en el asiento de acompañante, recibió un balazo en la cabeza, lo que provocó su muerte en el acto. Con los disparos efectuados también hirieron al chofer identificado como Martín Gomez pero sobrevivió mientras que el empleado que era custodiado no fue herido.

Si bien hay dos imputados la familia piensa que hay más involucrados. “Hubo varios responsables del hecho”, indicó Virginia. Los custodios intentaron devolver los disparos y uno de los imputados resultó herido en el momento.

Los dos acusados no fueron aprehendidos de manera inmediata y escaparon sin lograr el cometido de asaltarlos. A mitad de año de 2016 logran detener al primer imputado y el segundo se lo apresó en marzo de 2018. Con respecto a los testigos que pudieron ver el hecho, hay una persona que presenció desde una esquina lo sucedido y será citada a declarar ante el Tribunal.

Además, hay cámaras que registraron el intento de asalto y los disparos que perpetraron los dos acusados. Virginia opinó que “no hay mucha prueba pero hay videos que lo muestran”. Los familiares realizaron algunas marchas en reclamo de justicia a lo largo de la espera por el juicio.

Con respecto a la obtención de justicia por la muerte de su hermano, aseguró: “En este país es complicado. Yo creo que la Justicia se manejó bastante mal con el caso pero tengo esperanzas de que podamos obtener la pena merecida”.