Lomas: Arranca el juicio por el femicidio de la hermana del Turco Naím Sibara

Un jurado compuesto por 12 ciudadanos comunes determinará si el acusado del femicidio de Leila Sibara, hermana del humorista Naim “Turco” Sibara, es culpable o inocente. El crimen ocurrió en 2018 en Lomas de Zamora y este lunes 18 de abril se realizará el debate oral en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7.

Leila Sibara tenía 27 años y era madre de un niño y una niña. Había entrado en un profunda depresión y consumo de estupefacientes tras la muerte del padre de sus hijos en 2017.

En ese contexto, se relacionó con Luis Villalba. Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que varios testigos indicaron que este hombre vendía paco en el barrio de Chacho Chico en Lomas, y se aprovechaba de la adicción de Leila Sibara para obligarla también a ella a comercializar estupefacientes.

“Hay testimonios que apuntan también a la explotación sexual de la víctima por parte del imputado”, añadieron las fuentes consultadas.

Este lunes 18 de abril, se realizará el juicio por jurados por el femicidio de Leila Sibara, asesinada en la calle, de un balazo en la cabeza. Si bien en la instrucción de la causa se reunieron pruebas contra Villalba, lo cierto es que la fiscal Marcela Dimundo necesitará que los 12 jurados lo declaren culpable para poder llegar a la pena de prisión perpetua. Con que uno de los jurados crea en la hipótesis de la defensa, el acusado se irá caminando de los tribunales de Lomas y el homicidio quedará impune.

Luis Villalba, de 53 años, llega acusado de “homicidio agravado por el vínculo y el contexto de violencia de género, y encubrimiento”. El último delito es porque al allanar su taller mecánico se encontró una camioneta robada que él usaba sabiendo su origen ilícito.

Según la investigación, el 28 de noviembre del 2018, por la mañana, en el cruce de Vetere y Larrea, Lomas Oeste, Villalba mantuvo una discusión con Leila Sibara, de 27 años, y la mató de un disparo en la cabeza.

A unos dos metros del cadáver de la joven que vivía a unas seis cuadras de allí encontraron una vaina servida calibre 9 milímetros.

La Policía detuvo poco después a Villalba en una casa ubicada en Las Heras al 1600, cercana al lugar del crimen. En tanto, en otro allanamiento en una vivienda de la zona se secuestró el arma utilizada en el hecho.

En la investigación, varios testimonios indicaron que el acusado se dedicaba a la venta de paco y cocaína al menudeo. La víctima había mantenido una relación reciente con el sujeto, quien además le proveía de drogas, según  informaron fuentes judiciales y policiales.

En otro allanamiento, esta vez al taller mecánico del detenido, se secuestraron elementos de “corte” que se destinan para el fraccionamiento de droga y un automóvil con pedido de secuestro por robo.