Lomas: Absolvieron a un policía acusado de matar a un joven en Burzaco

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Lomas de Zamora absolvió a Giuliano Armando Fattori, el policía imputado por el Homicidio de Leonel Sotelo (19), ocurrido el 1° de diciembre de 2016, en la localidad de Burzaco. 

Este miércoles, el juicio por el crimen de Leonel Sotelo, llegó a su fin. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Lomas de Zamora decidió absolver a Giuliano Armando Fattori como solicitó la fiscal de juicio Viviana Simón en su alegato una semana atrás. Simón protagonizó un giro inesperado durante el proceso: consideró que debía absolverse al policía por actuar en legítima defensa. Ni siquiera consideró un exceso en la legítima defensa como al inicio del debate se había mencionado.

Ya no tenía una buena expectativa desde la semana pasada cuando la fiscal se dio vuelta como una media”, aseguró Noemí Robellí, la mamá de Sotelo, en diálogo con DiarioConurbano.com tras conocer el veredicto.

“Ella (por la fiscal) fue la que suspendió el juicio en 2019 porque había irregularidades en la causa y al final se dio vuelta para el lado de Fattori. Con las pruebas que presentamos pienso que los jueces tendrían que haberlo condenado, al menos unos años, sacarlo de la calle porque así como mató a Leo, ahora que está con el arma encima puede matar a otro pibe más”, agregó la madre del joven que estuvo representada por la abogada María del Carmen Verdú, quien pidió la pena de prisión perpetua para Fattori.

El otro acusado, Alan Nahuel Devesa, el joven que acompañaba a Sotelo en el momento del hecho y recibió un disparo en el glúteo, fue condenado a la pena de cinco años y seis meses por el delito de “tentativa de robo agravado”.

La familia de Sotelo también mostró su disconformidad porque un día antes les avisaron que la lectura del fallo del Tribunal sería mediante la plataforma virtual Teams y solo con la presencia de las partes. “Nos hizo ruido eso. Supuestamente, en todo el edificio, no hay salas disponibles. Raro que en un edificio tan grande no haya una sala para que nos lean el veredicto que dura solo unos minutos”, expresó Ribelli.

Sobre la absolución de Fattori, la abogada de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), María del Carmen Verdú, explicó que “lo absolvieron por mayoría” y apuntó: “Teniendo en cuenta que es la misma fiscal que hace dos años y tres meses suspendió el anterior juicio argumentando junto con nosotros que Fattori estaba mal indagado y que ahora se haya dado vuelta, sin que nada haya cambiado en el medio, es absolutamente incomprensible. De hecho arrancó el juicio diciendo que iba a acusar por el exceso en la legítima defensa y después pide su absolución. Además, no tuvo en cuenta los disparos”.

Y añadió: “La excusa de la fiscal es que como no pudo interrogar a la forense que hizo la autopsia, no le quedó claro el lugar de ingreso. El lugar de ingreso de los disparos está bien claro. Son dos tiros de costado y uno francamente de espalda. Y a Alan (Devesa) lo condenan por tentativa de robo, no por tentativa de homicidio contra Fattori. Es decir, que no consideraron probado que Alan haya atentado contra la vida de Fattori, entonces, de que se defendió”.

El caso

Según la acusación, el 1 de diciembre de 2016, Leonel Sotelo y su amigo Alan Nahuel Devesa iban a bordo de una motocicleta por las calles Humberto Primo y De María, en Burzaco, cuando se colocaron de forma paralela frente al oficial Giuliano Armando Fattori, quien circulaba en su moto, con finalidad de robarle. Devesa le apuntó a la cabeza a Fattori que al ver en peligro su vida extrajo su arma y efectuó varios disparos contra los jóvenes asesinando a Sotelo, mientras que el segundo joven salvó su vida.