Le dieron 10 años de prisión a ladrón que mató a una mujer, en el asalto a un colectivo en Fiorito

En el marco de un juicio abreviado, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora condenó a 10 años de prisión a un joven que mató a una mujer que se resistió a un robo en un colectivo, en un hecho ocurrido en Fiorito, en junio de 2017.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com que el condenado fue Lucas Duarte, de 28 años, y se lo encontró culpable del delito de “homicidio en ocasión de robo”.

Por el caso espera el juicio oral otro joven quien, según la investigación, era el cómplice de Duarte en el violento robo.

El juicio abreviado se viene realizando en el marco de la pandemia en los tribunales de toda la Provincia de Buenos Aires. Es un proceso que evita el juicio oral y consiste en un acuerdo entre la fiscalía y la defensa en torno a una pena para una persona acusada de un delito. Ese acuerdo, para efectivizarse, debe ser aceptado por el tribunal que interviene en el caso.

El hecho ocurrió el domingo 4 de junio cuando Mirtha Graciela Alegre, de 40 años, salió alrededor de las 13.30 con Abril Abigail, de 3 años. Tenía que hacer seis cuadras para llegar a lo de su tía a almorzar. Por seguridad, comodidad o apuro, decidió tomarse el 283 en la esquina de Recono y Plumerillo, en Fiorito.

En la primera parada se subieron dos parejas y al menos dos asaltantes. En la siguiente, en el cruce con Canadá, Mirta debía bajarse, por eso -creen- se quedó al lado de la puerta.

Los ladrones que se subieron al interno 18 tenían cuchillas y amenazaron al chofer. Lo hirieron en el cuello y lo obligaron a manejar hasta La Cava de Fiorito, un asentamiento de la zona, instalado sobre un arroyo entubado.

Allí, mientras uno amenazaba al conductor del colectivo, el otro empezó a robarles a los pasajeros. Según describen, todo pasó muy rápido, en medio de gritos, miedo y corridas.

En ese contexto abordaron a Mirtha Alegre quien habría intentado resistirse y la empujaron por la puerta de atrás. La mujer tenía a su nena en brazos y golpeó la cabeza contra la vereda.

El conductor del colectivo siguió manejando hasta que los ladrones le ordenaron que frenara, se bajaron en otra zona La Cava y escaparon entre los pasillos.

Mirtha Alegre estuvo internada tres días en el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde falleció como consecuencia del golpe en la cabeza.