Lanús: Sobreseyeron al sospechoso de matar a Nicolás López

Emanuel Maximiliano Ortiz fue sobreseído en la causa por el asesinato de Nicolás López, ocurrido a la salida del boliche de Lanús “kla-C” en marzo de 2016. Ortiz había estado tres años prófugo y luego se entregó a la justicia. Sin embargo, tres meses después recuperó su libertad “por falta de pruebas”.

El Juzgado de Garantías N° 6 de Lanús, resolvió hacer lugar al planteo de sobreseimiento efectuado por la defensa, por el hecho ocurrido el 19 de marzo de 2016, al considerar que “la cuestión había sido zanjada por la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal Departamental al revocar la prisión preventiva oportunamente dictada, donde descartó la participación de Ortiz en el hecho”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Silvana Vescovo, la mamá de la víctima, explicó: “No puedo entender como la jueza (Laura Ninni) que le mandó a pedir la detención y ordenó los allanamientos en la casa, hoy dice que es inocente. Ella había pedido el sobreseimiento de él y la Cámara se lo rechazó, le pidieron que presente más argumentos, lo presentó, y ahora lo sacó totalmente de la causa”.

En ese sentido, Vescovo aseguró que para la jueza “hay otra persona involucrada”. “Esperó cinco años para decir que hubo otra persona. Entonces ¿qué investigó esta mujer?. Para mí, por los argumentos que ella pone, nunca leyó la causa de mi hijo. Supuestamente, es otra persona la que el testigo apunta, que no es Ortiz. Pero el único testigo que apunta a Ortiz no se puede confundir porque se conocen del barrio”.

Asimismo, consideró que hoy la causa de su hijo queda nuevamente en cero. “Cómo hago para buscar testigos después de cinco años. Además, que no se olvide que Ortiz estuvo tres años prófugo, hizo mover las fuerzas, ¿el ministerio de Justicia de la Nación puso una recompensa para encontrar a una persona que es inocente?, la justicia se me ríe en la cara”, señaló.

El hecho ocurrió el 19 de marzo, alrededor de las 07.50. Ese día, Nicolás López, de 18 años, acompañó a sus primos al boliche Kla-C, ubicado en Hipólito Irigoyen al 4200, de Lanús. En un primer momento hubo versiones sobre un intento de robo, pero nunca fue confirmada por los investigadores.

Tras una primera pelea, el conflicto siguió afuera, donde Nicolás recibe un balazo y cae desplomado. El primo de la víctima fue el principal testigo. Al declarar aseguró que el autor de los disparos fue Ortiz.

Tres años después del crimen, el acusado Maximiliano Ortiz, se entregó a la justicia. Sin embargo, estuvo solo tres meses detenido y recuperó su libertad “por falta de pruebas”.