Lanús: La defensa del detenido por el femicidio de Teresa Leguizamón apeló la preventiva

La defensa de Hernán Nuñez, detenido y acusado por el homicidio de su cuñada Teresa Leguizamón, ocurrido a fines de enero en una vivienda de Monte Chingolo, partido de Lanús, apeló la prisión preventiva que le dictó la justicia.

Fuentes judiciales informaron a DiarioConurbano.com, que la defensa de Hernán Nuñez, presentó el recurso ante la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora, que deberá resolver cómo continúa la investigación.

El acusado, quien había declarado que su cuñada se había golpeado con los caños de una pileta, está detenido con prisión preventiva desde marzo pasado cuando el Juzgado de Garantías hizo lugar al pedido de la fiscal del caso, María Soledad Garibaldi.

La familia de Teresa Leguizamón había denunciado que cuando la víctima fue trasladada al hospital Narciso López, de Lanús, se comunicó con la médica que la atendió y momentos antes de morir alcanzó a decirle que su cuñado la golpeó con un palo en la cabeza.

Desde el primer momento, la fiscalía buscó saber la responsabilidad de otras personas en el hecho y si hubo violencia de género anterior. Según la fuente consultada, hay testimonios contradictorios y situaciones preexistentes de violencia de género que no fueron denunciadas ni por la víctima ni por familiares.

La familia de la víctima había solicitado la detención de la pareja de la mujer por considerar que el hombre “minimizó” la situación y se fue a trabajar dejándola inconsciente con su hija de dos años y medio. Para los investigadores del caso, no existían denuncias anteriores contra la pareja, pero se está investigando.

El caso

Según la acusación, todo comenzó con un llamado al 911, el 28 de enero pasado donde se informaba que una mujer se había caído en su vivienda, se había lastimado con uno de los caños de su pileta de lona y se encontraba herida.

Cuando la ambulancia llegó a la vivienda ubicada en Allende al 4500, en Monte Chingolo, en el partido de Lanús, el hijo de la mujer contó a los enfermeros que su madre se había caído y no reaccionaba. Es trasladada de inmediato al hospital Narciso López, donde  falleció horas después.

Tras la muerte de la mujer se empezó a sospechar que había indicios extraños y comienza una investigación. Finalmente, la autopsia revela que Leguizamón había muerto como consecuencia de un golpe en la cabeza con un elemento contundente.

La causa está en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, especializada en delitos contra la integridad sexual y violencia familiar y de género, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi.